First Dates: Carlos Sobera se queda impactado al conocer un dato sobre un comensal: “Me falta la respiración”

Txerra (50) es un vasco muy dicharachero que deseaba encontrar el amor en ‘First Dates’. Con ese propósito, el programa de citas de Cuatro le organizó un encuentro con Lucy (50) la noche de este martes 2 de agosto. Sin embargo, la velada no resultó según lo previsto para el vizcaíno. Y es que no consiguió impresionar a su compañera de cena, pero sí a Carlos Sobera.

El presentador quedó impactado cuando el comensal le contó su historia. Aunque está jubilado prematuramente por un problema de salud, en su día trabajó en un funeral. “Me dedicaba a todas las tareas: conducir el coche, preparación de cadáveres, etc.”. “Espera, que me aparte”, reaccionó Sobera al enterarse. “Me falta la respiración, así te lo digo”, aseguró.

Surgió la amistad, pero no el amor

Tras cambiar de tercio y detallar que le gusta en una mujer, el Cupido de ‘First Dates’ presentó una Txerra a su cita. Lucy, una colombiana muy sociable que busca un hombre que tenga ese ese ‘nosequé’ que ‘le mueva el piso’. Y a pesar de que al soltero ella le gustó desde el primer instante, no fue reciproco en el caso de la fermera. “Se ve que es un buen hombre, pero físicamente no me ha gustado”, confesó.

Txerra y Lucy – Cuatro

La falta de atracción no fue un impedimento para que congeniaran y disfrutaran de la cena. Incluidos serán sometidos a la temperatura del restaurante para revelar sus preferencias y talentos sexuales. Los dos, aseguraron, su “de bombo y fiesta”. “Sé activo y fogoso. Me gusta probar cosas”, apostillado por su parte el vizcaíno.

Después también comprobaron su compatibilidad en la pista de baile marcándose un contoneo a ritmo de música latina. A pesar del buen rato que pasó, no fue suficiente para que Lucy cambie su opinión. Mientras que Txerra permitió una segunda cita, la fermenta lo dejó con las ganas. “La tengo, pero como amigos para bailar otra vez y enseñarle un poco de ritmo latino. Como pareja me faltó que me moviera un poco el piso”, explicó. Luego se fueron cada uno por su lado.