El proyecto estrella de la Xunta para los Next Generation, la fábrica de fibras textiles, creará 2.500 empleados

SEGUIR

No era un anuncio más de un proyecto cualquiera. Este martes, mientras en el Parlamento arrancaba un nuevo pleno y en el hall de San Caetano la prensa aguardaba a preguntarle por su dimisión al frente de la Xunta y las últimas polémicas que salpican al Gobierno de Pedro Sánchez, Alberto Núñez Feijóo se reunía con el El CEO de la portuguesa Altri, José Soares de Pina, concretará que será en el municipio lucense de Palas de Rei donde se ubique el “Proyecto Next Generation más important de todos los proyectos que llevamos presentados en nuestra candidatureura”: la fábrica de fibras textiles .

Feijóo, en una comparación juntos ante los medios —con la presencia del consultor de Facenda, Miguel Corgos, que también participó en el encuentro—, reveló la “enorme trascedencia” de un proyecto que, con una inversión de más de 800 millones de euros, aspiraba a generar 2.500 empleos directos e indirectos.

La idea es que la construcción del complejo arranque a finales de este mismo año, y que en un borde de dos años à dos años y medio emppiece a producir las “primeras toneladas” de fibras textiles. “Es sin duda la mayor noticia en lo que se refiere a los fondos Next Generation que hemos recibido hasta la fecha”, dimensionó Feijóo el alcance de su intendencia con Altri.

Para acabar de ponerlo en valor, subrayó que el proyecto trascidiera “mucho” el ámbito de la provincia de Lugo e incluso a la Comunidad. Su alcance, dijo, será nacional, al convertidor en la “única fábrica de fibras textiles de España”, y la segunda de la Unión Europea. “Estamos hablando de un proyecto europeo, no solo gallego ni español”, subrayó. Contar con esta fábrica permitirá producir el 3% de las fibras de este tipo que se queran al año en todo el mundo. Se trata, abundó el mandatario, de “poner en valor” y a disposición de la industria textil la “prima materia” con la que cuenta Galicia, que atesora más del 40% de la madera de España; El sector, registrado, emplea a más de 12.000 personas en la Comunidad y supone el 3% del PIB autonómico.

Cifras que justifican que la Xunta siempre priorizara este proyecto, y que lo incluyera en la terna de “prioritarios” que exigía el Gobierno para cribar de todo la cartera de cada autonomía. Lo recordó este martes Feijóo, quien también explotó que Altri coincidiera en la provincia más idónea para el emplazamiento (“Lugo se merecía esta inversión”): por situación y por logística, pero también para compensar el cierre de Alcoa y dar recorrido al downstream de todos los grupos parlamentarios en OHórreo. La “noticia” dada este martes no solo la calificó de “deseada”, sino también de “trabajada”: desde marzo de 2021, con “discreción”.

Aparte de ahí, no obstante, Feijóo registra que la firma portuguesa “necesita obviamente cerrar este proyecto no solo como candidaturea, sino siendo adjudicataria de fondos Next Generation”. Y en este punto apeló al Ejecutivo “para cerrar este círculo y apostar por la ejecución material y eficiente” de los fondos europeos. “Necesitamos el concurso del Gobierno central para poder ya cerrar este gran proyecto”, reiteró. Por parte de la Xunta, se aseguró que tras secundarlo “desde el principio”, arrimarán el hombro “hasta el final”, incluyendo cuestiones más mundanas, como la obtención de permisos.

La empresa optimista

Soares de Pina es más optimista sobre las posibilidades de capturar una partida de Next Generation. “Es difícil que no este alineado con los criterios” de estos fondos, proclamó. “Es quizás el proyecto que más podría encajar, esperamos que esa sea la situación”, amplió. Altri se ha tomado muy en serio esta inversión. Lo demuestra el hecho de que haya analizado 40 posibles fechas antes de cantarse por Palas de Rei.

La empresa tuvo en cuenta desde la necesidad de disponer de un terreno muy amplio para ubicar el complejo a que la zona elegida dispusiera de los recursos necesarios. Su CEO asegura que el complejo producirá su propia energía, y queren accederá a las vías renovables. Preguntados por el impacto ecológico, Feijóo garantizó que se surtirá de eucalipto, que no necesariamente tiene que venir de Lugo. En todo caso, hizo insiste en que “no estamos hablando de madera de bosques autóctonos”.

3.000 millones para empresas innovadoras por triplicado

La Xunta aportará 2.987 millones de euros a la Estratexia de Especialización Intelixente (RIS3) hasta 2027, en el marco de una operación conjunta público-privada de 4.988 millones, con la expectativa de triplicar las empresas innovadoras. El 20,3% de las empresas gallegas de diez o más trabajadores son innovadoras en la actualidad, mientras que esta estrategia aspira llegar al 60% en tres años. La RIS3 busca “romper el techo de cristal” de pymes y sectores tradicionales alejados hasta ahora de la I+D+i. Lo explicó este martes en el Parlamento el vicepresidente segundo de la Xunta, Francisco Conde, quien dijo que quieren que el I+D+i suponga el 2% del PIB gallego en 2030, un objetivo “ambicioso” pero “realizable”, pues ahora está en un 1,1%. Será la “credencial” de Galicia ante Unión Europa para acceder a fondos comunitarios.