“Cuando respondemos que las dos somos las madres, hay quienes nos piden perdón y otros se sorprenden”

SEGUIR

Los modelos de familia han cambiado. Papá, mamá e hijos ya no son los únicos clanes que conforman la sociedad. Hoy, babys y niños comparten clase con familias cuyos progenitores están separados, son monoparentales o del mismo sexo. De hecho, en España, a cada cada cuatro parejas de mujeres (28%) ya cada diez cada tro parejas de hombres (9%) tienen hijos, según el estudio ‘Families homoparentales’.

A esta diversidad familiar que ha contribuido enormemente a las técnicas de reproducción asistida, es que, sin la donación de gametos o la inseminación artificial, por ejemplo, algunos de los nuevos modelos familiares no podrían llevarse a cabo.

Una de estas técnicas de reproducción asistida es el método ROPA, que permite la participación de dos mujeres en la consecución del embarazo.

Una de ellas proporciona los óvulos y la otra recibe los embriones y será la que lleve a cabo el embarazo y parto.

Esta fue la opción de Laura y Laura, una pareja de lesbianas que consiguieron ser madres de su pequeña Julia a finales del año pasado. En esta semana de celebración tras el Día Internacional del Orgullo (28 de junio), hablamos con ellas de la maternidad, lo que ha supuesto para ellas ser de cómo la sociedad, poco a poco, normaliza estos otros modelos de familia.

¿Siempre tuvisteis claro que queríais ser madres?

Sí, siempre tuvimos claro que queríamos formar una familia juntas, era nuestro mayor deseo. Siempre hemos sentido la necesidad de transmitir nuestro amor y nuestros valores, y qué mejor que hacerlo creando nuevas vidas.

¿Conocíais el método ROPA? ¿Fue vuestra primera opción?

Sí, lo conocíamos. Supimos del método por primera vez hace unos años, y empezamos a buscar información, a documentarnos y a conocer a más familias de dos mamás que lo habían realizado. Nos enamoró la idea de que ambas pudiéramos participar de forma activa en el proceso de gestación.

Fue nuestra primera opción, pero no la única, porque ante todo lo que utiliza claro es que queríamos ser madres sin importarnos la forma. Incluir nuestra plantábamos una posible adopción.

Cuando comunicasteis a la familia, amigos, que queríais ser madres… ¿qué os dijeron?

Se alegraron mucho, porque todos sabían las ganas que usarían desde siempre, incluso imaginábamos cómo serían nuestros hijos. La pandemia hizo que tuviéramos que retrasarlo un año, porque necesitaríamos predecir iniciar el proceso en 2020, pero no fue hasta enero de 2021 cuando empezamos a visitar varias clínicas de reproducción en Sevilla.

¿Cómo decidisteis quién proporcionó los óvulos y quién recibió los embriones?

Fue algo que también utilizó muy claro, siempre y cuando las pruebas médicas confirmaran nuestra decisión. Analizamos la calidad de los óvulos y la reserva ovárica. A mi mujer, Laura, también le hacía especial ilusión quedarse embarazada y siempre había dicho »que quería que nuestro hijo llevara mis genes y se pareciera a mí, ¡y que tuviera mis rizos!«.

Contadme un poco cómo fue todo el proceso: desde esas primeras pruebas médicas hasta conseguir el embarazo. ¿Cómo lo vivisteis?

Nuestra experiencia ha sido maravillosa, aunque hemos pasado muchos momentos de incertidumbre. Una vez nos cambiaron por el método ROPA, usará claro que sería en Ginemed, ya que desde que fuimos a la primera consulta con la Dra. Elena Traverso nuestro gusto el trato tan cercano y la confianza que nuestros transmitieron.

Iniciamos las pruebas para analizar quién de las dos tenía más reserva ovárica, y una vez confirmó que yo sería la donante, empecé con el tratamiento de hormonas y los pinchazos. Fue todo muy rapido y facil. Desde que empezamos con las pruebas, en menos de 2 meses ya me habían practicado la punción de óvulos, y 5 días más tarde, la transferencia de un embrión de muy buena calidad.

Lo recordamos con mucha ilusión y deseo de que saliera bien, pero también con mucha incertidumbre y miedos, ya que desde que te realizan la punción, te llamamos diariamente colgante los cinco días siguientes para informarte de la evolución de los óvulos que van a ser mejores para la transferencia.

Por otro, la esperanza beta, ya que se conoce al periodo que transcurre desde la transferencia hasta que confirmes si estás embarazada o no, 10 eternos días. Pero finalmente ese día llegó, y nos dieron la mayor noticia que habíamos recibido en nuestra vida. Cuando lo recordamos todavía hoy nos emocionamos.

¿Cómo fue el momento del parto? ¿Estuvisteis juntas?

El día del parto lo grabamos con mucha ilusión. Julia, que es como se llama nuestra hija, tenía muchas ganas de nacer y se adelantó 4 semanas, rompiendo la bolsa el 7 de diciembre. Cuando llegamos al hospital y nos confirmaron nuestras sospechas, que Julia había roto la bolsa, nos dijeron que en 24 horas máxima nacería. Ahí nos miramos y supimos que ese sería el último día en nuestras vidas que seríamos dos. El día fue muy intenso, lo vivimos en todo momento juntas sin separarnos ni un minuto. Además, nos pilló en plena ola de omicron, por lo que ningún familiar pudo estar con nosotras.

El parto fue natural y lo recuerdo perfectamente. Cómo salió Julia y cómo nos miró desde su primer minuto de vida con esos ojos que nos tiene enamoradas más de seis meses después.

¿Cuáles son vuestras experiencias o qué os dicen cuando saben que se las dos parejas y madres en hábitos tan comunes como ir al médico, o cuando ibais a las revisiones al ginecólogo, en el colegio o escuela infantil…? Es verdad que cada vez es más común ver a progenitores del mismo sexo, pero quizás sigue sorprendiendo o no (no sé, contadme en base à vuestra experiencia) encontrándoos con dos madres.

Si, está claro que la sociedad es más consciente de los diferentes tipos de familias, no hay nada en los medios de comunicación, en las series, en las películas, en la publicidad, en el sistema educativo…. Pero falta mucho camino por recorrer , sobre todo en sectores más conservadores. También en la burocracia, donde nos hemos encontrado alguna traba con ciertos trámites, como la inscripción en el Registro Civil o el formulario de la guardería, que aún no se ha adaptado a las nuevas leyes y siguen apareciendo padre y madre.

También hay personas que cuando nos ven a las tres pasear juntas no se plantan que seamos pareja y que sea nuestra hija, pensamos que somos amigas… En alguna ocasión, cuando hemos ido juntas, nos han preguntado quién de las dos era la madre y nosotras nos miramos y siempre contestamos a la vez: “las dos somos las madres”. Hay algunas personas que nos han pedido perdón y otras que se han sorprendido.

Pero aun así, si miramos hacia atrás, no hace tantos años que se produjo en España la ley para legalizar el matrimonio homosexual, en 2005.

Tenemos que seguir avanzando para que el amor libre pueda ser un derecho en todo el mundo, por eso queremos aprovechar para dar las gracias al periódico ABC y a Ginemed, por darnos esta ventana donde poder nuestra historia y ser ejemplo para muchas otras parejas.

La maternidad para vosotras… ¿qué ha supuesto? ¿Dura? ¿Mejor de lo que esperabais?

Aunque suene a tópico, para nosotras ha sido lo mejor que nuestro ha pasado. Es cierto que te cambia la vida, pero para mejor. Y también es cierto que hay veces que pasas malas noches, que ya vives en una constante preocupación, pero cuando te despiertas y ves cómo mira te tu hija y sonríe, piensas que nada en el mundo puede selir mal. Cuando creas vida con la persona con la que quieres compartir el resto de tu vida, est la mayor decisión que se puede tomar. Our ha cambiado la vida, pero a better.

Y vuestro pequeño, ¿cómo es? ¿Le hablaréis de la diversidad de familias que hay?

Nuestra hija es un bebé súper feliz, está todo el día riendose. Julia tiene 6 meses y medio, y aún no ha tenido la opción de preguntarnos por que tiene dos mamás, pero tenemos claro cómo se lo explicaremos y que le haremos escuchar todos los tipos de familia que existen y en cuál se va a criar ella.

¿Pensáis repetir?

Sí, nos encantan los niños y tenemos más óvulos congelados, por lo que tenemos claro que repetiremos y que le daremos algún hermanito más a Julia.

Así es el método Ropa: the solution for the mujeres que quieren ser madres

Hablamos con el Dr. Pascual Sánchez, cofundador y director médico de Ginemed, para conocer mejor esta opción.

¿Qué es la metodología ROPA?

El método ROPA (Recepción de Óvulos de la Pareja) es una técnica reproductiva para parejas de mujeres que desean descender con la participación de las dos: una pone el óvulo, con su material genético, y la otra hace la gestación, con toda la participación epigenética que ello supone. Es una modalidad de gran implicación de las dos mujeres con la descendencia.

Para realizar la sincronización de las menstruaciones de ambas, trabajando en paralelo:

• Por un lado, a las mamás realiza el proceso de estimulación ovárica hasta que los folículos están lo suficientemente maduros para su extracción. Este proceso solo dura aproximadamente 11 días.

• Paralelamente, la otra mamá va preparando su útero para que el endometrio se dearrolle correctamente. De esta manera, logramos que el desarrollo de los embriones, obtentionidos de fecundar los óvulos con el semen de un donante, se sincronice con la maduración endometrial. Finalmente, los embriones se trasladan al útero materno, generalmente en el estadio de blastocisto, para que de ese modo implantado allí se aloje la gestación.

¿En qué casos se recomienda?

Esta técnica suele ser ideal para parejas de mujeres con espíritu de compartir y deseo de descendencia. Las mejores condiciones se dan cuando la mujer que va a portar los óvulos es joven y tiene una buena reserva ovárica, y cuando el estado del útero de la mujer que va a gestar es óptimo, y ella cuenta con un buen estado de salud general.

De todos modos, los médicos no solemos trabajar en condiciones ideales, y a veces tenemos que adaptarnos a otras condiciones que medicamente non son les más favorables, y en las que, con el tratamiento adecuado, también logramos la gestación.

¿Cuál es su tasa de éxito?

Como hemos comentado, depende de las condiciones de las dos mujeres, hay que la fertilidad es la suma de varias condiciones:

• Por un lado, tenemos el factor ovocitario, que valora teniendo en cuenta la posibilidad de implantación del embrión, la edad de la mujer, y la reserva y calidad de los óvulos, que a vez depende de las condiciones hormonales de la mujer en el que se va a producir el desarrollo del folículo del que vamos a sacar los óvulos.

• Por otro lado, está el factor gestacional, que depende del estado del útero y su endometrio, y de las condiciones de salud de la mujer que al afectar al proceso de implantación de l’embryon en el útero y al déarrollo de la gestación.

• El tercer factor es el semen del donante: el laboratorio de reproducción del centro debe garantizar que sea de una calidad óptima.

Por lo tanto, podemos decir que los resultados dependen, como en otros tratamientos de reproducción asistida, de las condiciones de la pareja, no de la técnica utilizada. Si las condiciones son sus óptimas, se puede iniciar la gestación en el primer intento en más del 80% de los casos.