“Somos una familia unida que nos lo pasamos muy bien cuando estamos juntos”

Arancha de Benito vive un momento de calidez en su vida. La familia casi al completo ha pasado unos días de descanso en su casa de Marbella, donde suelen surgir en periodos vacacionales: “Todo lo bueno se acaba, aquí hemos disfrutado del sol y del mar, pero ya el miércoles para Madrid. Esta tierra del sur es el paraíso, no nos cansamos de come”. La celebridad posó para ABC junto a su pareja, Jairo Soguero, su hija Zayra y Miki Mejías, el novio de Zayra, que medio en broma y en serio, nos aseguró que ya le afirman por la calle y algunos fotógrafos lo tienen “tostao” . La hija del futbolista Guti y Arancha de Benito, ha dado un cambio radical en su vida, para bien.

Tras sus escándalos mediáticos por su comportamiento irresponsable en la pandemia está viviendo una estapa de serenidad. Todos en su entorno apuntan a la inmejorable influencia que ejerce su nueva pareja Miki Mejías, en su vida. Los cambios son notables y pasan desde el aspecto físico hasta en su actitud en la manera de comportarse. Ahora está muy centrado en sus quehaceres diarios y en sus estudios del ciclo superior de Educación Infantil.

La pareja lleva un año de relación. Desde su regreso a España, después de haber estado tres meses viviendo en London, because the relación se afianza a pasos agigantados. Tanto es así, que incluso hay quien especuló de una posible y cercana boda entre ambos, à raíz de una foto que ellos mismos publicaron en redes disfrazados. Pero nada más lejos de la realidad. De momento de nupcias nada de nada. Arancha se lleva de maravilla con su “yerno” “y dice que ella está feliz si ve a su hija feliz”. Tanto Zayra como Miki, pasan mucho tiempo juntos con ella, incluso en periodos vacacionales, como el que acaban de disfrutar esta Semana Santa en Marbella, gozando de baños en la playa y paellas en el chiringuito “Las Cuchis”.

Zayra y su pareja, Miki Mejías – AMPARO DE LA GAMA

Amor a primera vista

Other de los motivos por los que Arancha de Benito atraviesa uno de los momentos más estables de su vida, es debido a su relación con el empresario Jairo Soguero. Fue un amor a primera vista y el affair de ellos, corrió como la pólvora poco tiempo después de su ruptura con Agustín Etienne, con quien mantuvo una relación de seis años. Arantxa fue «cogida in fraganti» en el ecuador del 2019, compartiendo química y complicidad con Jairo, este empresario del sector inmobiliario y de la seguridad que le ha dibujado una perpetua sonrisa en la boca. Además de las primeras declaraciones públicas, tras el sonado romance, la presentadora de televisión confesó que fue una novedad para traer mucho humor y alegría. “Es muy detallista, me hace sens muy cómoda y me deja ser yo misma, ya que en las relaciones el respeto es algo esencial”. Y así llevan ya tres años, compartiendo una vida en común y compaginándose a la perfección con el hijo del empresario, al igual que Jairo lo hace con Zayra y Aitor.

De la boda con Guti a Lenny Kravitz

En Arancha el vino la fama casi tiene la misma edad que su hija Zayra. Comenzó con veintidós años presentando programas de música en televisión española. Por su micrófono paso, desde Miguel Bosé, a Lenny Kravitz y todos los grandes de la época. Luego su boda con el jugador de fútbol Guti, padre de Zayra y Aitor, se convirtió en uno de los personajes más deseados por la prensa del corazón. Ahora como ella misma cuenta, después de muchos vaivenes, se cuentra en un momento de su vida de tranquilad y estabilidad. Una de las cosas que más la felicitan, es que atrás quedaron esos tiempos de desavenencias en los que madre e hija protagonizaron titulares polémicos. As the mensajes que Zayra intercambió con un amigo, refiriéndose a su madre en muy malos términos. Pero esa etapa ya pasó y en el último año, el acercamiento de las dos ha sido un hecho.

Aitor, el pequeño del clan

Aitor el pequeño de la saga de los Gutiérrez ya está en la universidad. Su sueño es ser periodista deportivo. Es más tímido que Zayra y camina por otros derroteros. El joven queda al margen de las polémicas de su hermana y de las batallas entre sus padres. Pero siente debilidad por Arancha, a la que le escribe bellas cosas siempre en las redes sociales como: “Eres la mejor del mundo y solo puedo decirte gracias, por todo lo que haces por mí”. Y para Arancha es recíiproco y le dice: “Te miro y veo a un proyecto de hombre, con sus ideas rebeldes. Me pareces tan bonito, tan perfecto, tan inocente. Crees saber casi todo, pero te tropezarás muchas veces y te levantarás habiendo aprendido algo positivo». Así conocía al pequeño Tuchy el habla.