Isabel II ayudará al Príncipe Andrés pagó los 14 millones de su acuerdo

SEGUIR

“Como pueden comprobar que no me puedo mover”. Con estas palabras, la Reina Isabel II (95 años) ha admitido su agotamiento y debilidad, con tan expresiva claridad, por vez primera en sus siete décadas como monarca. La declaración la efectuó este miércoles durante su primera reunión presencial, seis días después de que su hijo primogenito, el Príncipe Carlos (73), diese positivo por segunda vez en coronavirus, habiendo estado en contacto con su madre dos días antes.

asco

Una manifestación de fragilidad por parte de la soberana que se produce en medio de una de las semanas más difíciles para la Familia Real británica. Primero, el escándalo ocasionado por el acuerdo extrajudicial al que el martes pasado llegó el Príncipe Andrés (61) para evitar enfrentarse a un juicio penal por un supuesto abuso sexual a Virginia Giuffre (38) -una de las víctimas de la trama de violación de Jeffrey Epstein-, una compensación económica a cambio de 12 millones de libras esterlinas (algo más de 14 millones de euros).

Según publica el diario ‘Daily Mail’ la cantidad será asumida, en gran medida, la Reina Isabel. Y segundo, la investigación que este miércoles ha abierto la Policía Metropolitana de Londres (Scotland Yard) por sospechosas donaciones a la Fundación Príncipe Carlos del empresario saudí Mahfouz Marei Mubarak bin Mahfouz. En este sentido conjetura sobre el empresario saudí, de 51 años, fue nombrado, en noviembre de 2016, Comandante del Imperio Británico por el heredero al trono en una ceremonia privada, celebrada en el Palacio de Buckingham, como compensación de una gran suma de dinero , oculta en forma de donación e invertida en proyectos de restauración. La condecoración no ha sido publicada en la lista oficial de compromisos reales y libera al mismo si el permiso solicita la nacionalidad británica.