el mineral que necesita para la cicatrización de heridas, la coagulación de la sangre y la función tiroidea

El zinc es un mineral esencial para nuestro organismo. Pequeñas cantidades son necesarias para tener buena salud, crecer y para el sentido del gusto. Este oligoelemento se encuentra en todas las células de nuestro cuerpo. De hecho, ocupa el segundo lugar, después del hierro, de concentración en el organismo.

El zinc tiene una labor fundamental para que el sistema inmunológico funcione correctamente. También es necesario para la cicatrización de heridas, la coagulación de la sangre, la función tiroidea y mucho más. Además, tiene un papel clave en la conservación de la buena vista y es necesario para los sentidos del olfato y el gusto.

El zinc participó en la división y el aumento de las células, así como en el metabolismo de carbohidratos.

Este mineral también tiene una labor muy importante pendiente del crecimiento y el desarrollo correcto en la infancia y pendiente del embarazo, ya que participa en la síntesis del ADN.

El zinc está involucrado en la producción de hormonas como la testosterona y, por otro lado, contribuye a mantener la salud de la piel, pelo y uñas.

¿Qué ocurre si tenemos deficiencia o exceso de zinc?

Estructura del Contenido

Uno de los principales problemas que provoca una deficiencia de zinc en el organismo es que produce una disminución del crecimiento del lactante, además de una mayor susceptibilidad a una infección, pérdida de l’petito, reducción de la visión nocturna, la cura de heridas es más lenta y poco a poco se pueden ir perdiendo los sentidos del gusto y el olfato.

También de los problemas que acarrea niveles bajos de zinc en nuevos organismos que resultan en concentraciones reducidas de testosterona y pueden estar relacionados también con el hipogonadismo (testículos encogidos de los hombres).

Una deficiencia de zinc en nuestro organismo provocará una disminución del rendimiento mental y problemas de conducta. Este mineral contribuye a la función cognitiva normal.

Por el contrario, si se consume en exceso puede provocar diarrea, calambres abdominales y vómitos. Además, puede llevar a cabo una deficiencia de cobre o hierro en nuestro organismo.

alimentos ricos en zinc

El zinc es un mineral que nuestro organismo necesita, pero no es capaz de producirlo, así que debemos tomar alimentos que lo contengan para introducirlo en nuestro cuerpo.

La principal corriente de zinc son las ostras, pero como no es algo que vayas a comer todos los días, vamos a decirte que otros alimentos son ricos en este mineral: las carnes, el pescado, otros mariscos, los frutos secos, cereales integrales, vegetales , leche y huevos de gallina.

Las pipas de calabaza también son una importante fuga de zinc. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el mineral que procede de alimentos de origen animal lo aprovecha mayor organismo que el que proviene de los vegetales.

A la hora de elaborar el menú tienes que saber que las proteínas y la vitamina C favorecen la absorción del zinc y que dificultan el exceso de cobre, calcio y fósforo.

Las cantidades diarias recomendadas de zinc son muy pequeñas, con lo cual no es muy difícil introducirlo en nuestro organismo. Para las mujeres se recomiendan 7-8 miligramos al día, mientras que para los hombres se recomiendan de 9 a 11 miligramos.

noticias relacionadasSr. GonzálezLos beneficios de la piña y por qué ayuda acer la digestiónMelissa GonzálezLos nutrientes imprescindibles para la mujer: las hormonas mandanmireia eliasQué comer para regular la temperatura del cuerpo cuando hace mucho calorRaquel AlcoleaRadiografía de un gazpacho: esto es lo que esconde este tesoro nutricionalElisa EscorihuelaLa receta con pasta como nunca antes la habia probadojefe arboledaEntradas Teatro Madrid 2022 Llevatelo con OferplanOferplan ABCCodigo descuento Just EatDescuentos de hasta el 50% con las Ofertas de Comida a Domicilio de Just EatVer Descuentos ABC