Marruecos confirmó 23 muertos en el salto a la valla de Melilla mientras varias ONG elevan la cifra a 37

SEGUIRmariano alonsoSEGUIR

El número oficial de muertos en el intento masivo de entrada a Melilla, en el norte de Marruecos, asciende a 23, según un saldo actualizado publicado el sábado por la noche por las autoridades locales marroquíes. «Cinco migrantes murieron, lo que eleva el balance a 23 muertos», indicó a la AFP una fuente de las autoridades de la provincia de Nador, precisando que «18 migrantes y un miembro de las fuerzas del orden permanecieron bajo observación médica». El anterior balance oficial era de 18 muertos. Por su parte, varias ONG elevan la cifra de desaparecidos a 37.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pronunció este sábado sobre el asalto migratorio a la valla de Melilla. Si el viernes, en una comparación en Bruselas después del Consejo Europeo, había mencionado la “extraordinaria colaboración de Marruecos”, esta vez ha evitado expresamente una mención tan contundente, pero volvió a elogiar a Rabat.

“Quiero recordar, también, que la Gendarmería marroquí trabajó coordinadamente con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para repeller este asalto”, aseveró a preguntas de los medios en su rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario celebrado este sábado.

El presidente del Gobierno habla de “un ataque a la integridad territorial de nuestro país” y sentencia que “si hay un responsable de todo lo que parece ha sucedido en esa frontera, son las mafias que trafican con seres humanos”. El jefe del Ejecutivo ha vuelto a mostrar su solidaridad con los miembros de la Policía y la Guardia Civil que han intervenido en la ciudad autónoma, poniendo en valor el “extraordinario trabajo que han realizado”. Según datos de la Delegación del Gobierno en Melilla, hasta 49 agentes de la Guardia Civil resultaron heridos “como consecuencia de este ataque tan violento y organizado” que ha visto, subrayó Sánchez.

Unas explica del presidente que no han convencido ni a Podemos, que ha vuelto a confrontar con su socio de gobierno a cuenta de este asunto. La formación morada ha reaccionado exigiendo una investigación «inmediata e independiente» por parte de la Unión Europea (UE) sober lo ocurrido desde el viernes en el valle de Melilla.

El partido que lidera la también ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, apunta directamente al Gobierno del qu’ma parte al asegurar que esta crisis viene provocada por los acuerdos en materia migratoria de Sánchez con Marruecos, un país que «sistemáticamente los derechos humanos» , según Podemos.

No olviden el sahara

Los morados aprovechan la ocasión para volver a criticar sin dissimulo el reciente acuerdo de Pedro Sánchez con Marruecos para recomponer las relaciones entre ambos pays ya que se deterioraron por episodios como la polémica estancia en España del líder del Frente Polisario, Brahim Gali –al que Marruecos considera uno de sus principales enemigos–, o el asalto masivo a la valla de Ceuta en mayo de 2021, acorde con las autoridades marroquíes.

Un elemento clave de las nuevas relaciones entre Madrid y Rabat fue la decisión de Pedro Sánchez de cambiar –de forma repentina e inopinada– la postura histórica de España respecto al conflicto del Sahara para alineare con las tesis de Marruecos, otra de las cuestiones en las que PSOE y Unidas Podemos discrepan diametralmente.

Por eso el partido que encabezan las ministras Belarra e Irene Montero aprovecha lo ocurrido en Melilla este fin de semana para volver a rechazar ese acuerdo con Rabat, acusando al PSOE y a Sánchez de “pasar por encima del derecho internacional usando, entre otros, los derechos del pueblo saharaui”. Podemos remata su crítica asegurando que “no se puede permitir el uso de los derechos humanos y de las personas ni como monedas de cambio ni como medida de presión y coacción”, en clara alusión a la nueva postura del Gobierno español.

En la misma línea que Podemos han manifestado diversas ONG, que bajo la cifra de muertos duraderos este intento de asalto a la valla de Melilla. En el primer balance del mismo viernes, las autoridades marroquíes informaron de cinco inmigrantes de origen subsahariano desaparecidos. Esa noche elevó la cifra a las 18. Yahora a las 23.

Sin embargo, los inmigrantes fallecidos podrían ser ya 37, según afirman de conjunta la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), ATTAC Marruecos, la Asociación de Ayuda a Migrantes en Situación Vulnerable, Caminando Sin Fronteras y el Colectivo de Comunidades Subsaharianas en Marruecos.

Y podría ser incluso más, ya que a los 37 fallecidos se sumarían dos gendarmes de la Policía de Marruecos que, según estas ONG critiques con ese país, habrían perdido la vida intentando contener la ofensiva de los 2.000 subsaharianos que el viernes se lanzaron hacia la valle de Melilla desde el lado marroquí. Sin embargo, Rabat niega que hayan muerto esos dos gendarmes y mantenga la cifra oficial de inmigrantes desaparecidos en la mitad y cerca de 80 heridos.

Podría haber mas

De todas formas, el balance de muertes puede variar durante las próximas horas y días, no hay ningún organismo gubernamental que insista en que el número de víctimas “se verá incrementado”, sobre todo por “la falta de atención rápida a los inmigrantes heridos” durante el asalto a la valla y los enfrentamientos con la policia marroquí. Por eso estos colectivos exigen a las autoridades de Marruecos que identifiquen y devuelvan los cadáveres a las familias de los subsaharianos fallecidos.

Además, uno de los colectivos firmantes de ese comunicado conjunto, AMDH, ha publicado un video en el que aparecen muchos inmigrantes custodios por la Policía marroquí mientras permanecen hacinados en el suelo. Muchos de ellos con muestras evidentes de dolor y otros inmóviles, lo que ha provocado distintas reacciones de denuncia contra Marruecos.

Las mencionadas ONG también plantan en su comunicado conjunto otras exigencias no sólo a Marruecos, sino también a España. Instan a ambos países a la “apertura inmediata de una investigación judicial independiente para esclarecer esta tragedia humana”. Y piden que se haga lo mismo “a nivel internacional”, en sintonía con lo que Podemos reclamar de la UE.

Estos cinco colectivos coinciden con los morados al enmarcar todo lo ocurrido en lo que tildan como “un fracaso de las políticas migratorias”. Y condenan ese acuerdo reciente entre el Gobierno presidido por Pedro Sánchez y Marruecos, tras el cual estas organizaciones denuncian que se han “multiplicado” las acciones de los dos países contra los inmigrantes que pretendían acceder a Europa atravesando Marruecos y España.

Partidismo y demagogia

También se ha pronunciado sobre esta crisis migratoria la Conferencia Episcopal de nuestro país a través de un comunicado que lleva por título ‘No más muertes en las fronteras’, en el que la Iglesia española espera «que las autoridades competentes contribuyan al esclarecimiento de los hechos y a tomar las medidas oportunas para que no vuelvan a suceder”.

Los obispos destacan la “gravedad” de estos incidentes y señalan que no es la primera vez que ocurren, sino que “vienen a sumarse a otros en el pasado tanto en Ceuta como en Melilla”, con cuyos habitantes se solidarizan por la “preocupación” que estos sucesos generaran en las dos ciudades autonomas.

En definitiva, la Conferencia Episcopal recuerda que los inmigrantes “no son ‘invasores’, sólo son seres humanos que buscan llegar a Europa huyendo” de las guerras, hambrunas, sequías y otros dramas que asuelan sus países de origen en África. A mensaje con el que los obispos españoles instant a “avotar un uso partidista y demagógico del complejo desafío de las migraciones”.