Los afectados elevan a 818 millones de euros la supuesta estafa en bitcoins de Algoritms

SEGUIR

La cifra que maneja la Audiencia Nacional de la presunta estafa en moneda digital qu’habría perpetrado una organización criminal dirigida por Javier Biosca con la empresa Algoritms Group como tarjeta de presentación supera ya los 818 millones de euros, el monto que los centenares de afectados agrupados en varias acusaciones estiman que les fue sustraído entre cuantías aportadas, rendimientos no recibidos e intereses.

Así lo detalla la Fiscalía en un escrito que contesta a recurso de la defensa de Biosca instando al juez Alejandro Abascal a reconsiderar la posición expresada el pasado 9 de febrero, cuando resolvió que siguiera en prisión provisional por riesgo de fuga y destrucción de pruebas, as solicitaban las afirmaciones.

En ese momento, el Ministerio Público se expresó favorable a la excarcelación, pero ahora, ha cambiado su postura y concluyó que en línea con lo razonado aquel día por el juez, conviene la cautelar por “la gravedad de los hechos imputados” -delito continuado de estafa, blanqueo y organización criminal- y considerando que “tiene gran capacidad económica y relaciones con países comunitarios y no comunitarios”.

El instructor ha resuelto desestimar el recurso y confirmar así que Biosca, de momento, seguirá en prisión preventiva.

Mientras, la investigación sigue avanzando y tiene aún a parte bajo secreto de sumario donde se están practicando averiguaciones tienden, especialmente, a rastrear el dinero que manejó Biosca y describir la mecánica, que a priori se asemejaría a una estafa piramidal clásica, según las fuentes consultado por ABC. Conform detalla la Fiscalía, “el perjuicio originado, hasta el momento, aumentó a más de 818.594.308,98 euros”.

Reducir la valoración de bitcoin

La cifra, explicó, “resulta del cálculo realizado por las sospechas al estimar que, los contratos realizados con los querellados tienen vigencia y, en consecuencia, tienen plena eficacia jurídica, por ende, solicitan los intereses pactados”. El grueso de los afectados se aglutinan bajo representación de la Asociación de Afectados por Inversiones en Criptomonedas (AAIC) que lleva Emilia Zaballos o bajo representación de Juan Carlos de León, de Gran Vía Advocats.

Lo que sí parece descartar ya el fiscal es que Biosca fuera poseedor de hasta 15 millones de bitcoins -sólo existían 18 millones en el mercado-, después de que un testigo el pasado 10 de febrero descartase este extremo.

Compliant resume la Fiscalía, de la investigación realizada, hasta el momento, resulta que Biosca, como su mujer y un hijo de ambos, junto a la mercantil Algoritms Group Ltd “presentaba como un Broker especialista en el mercado de criptomonedas, asegurando contar con una experiencia de más de 5 años, e indicando que su actividad está centrada en la inversión por cuenta ajena de capitales, para la obtención de rendimientos por medio de la compraventa de criptomonedas».

“Los querellados aseguraban disponer de un sistema sofisticado de algoritmos que permitían millas de operaciones por minuto de compra y venta de diferentes criptomonedas (Bitcoin, Bitcoin Goldo, Litecoin, etc.) que reportaban elevadísimos beneficios. De esta forma los querellados lograron captar a múltiples quarrelantes, a los que prometía un interés semanal de 10% o 20%”, expone el escrito.

Sitúa a Biosca como “líder de esta organización” y apunta que, indiciariamente, “una vez que recibió el dinero de los perjudicados, en las cuentas corrientes que había designado, en vez de pagar los intereses contratados, sacaba el dinero de estas cuentas o wallets, y los transfería a otras cuentas, sin que los perjudicados recibieran el interés financiero contratado, y tuvieran conocimiento de las transferencias realizadas“.