La mal inversión cinematográfica que ya tiene Antonio Resines al borde de la ruina

Antonio Resines se recuperará en caso de una infección grave por covid-19 que ha permanecido 48 días ingerido en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, 36 de ellos en la UCI. Será un proceso largo, pues, como él mismo ha revelado este lunes 14 de febrero conectando de forma inesperada por videollamada en ‘El Hormiguero’, sufre una atrofia muscular del 80% y casi no puede andar.

En plena convalecencia, además, el actor ha reaparecido en televisión por partida doble: ‘Planeta Calleja’ ha emitido la aventura por Costa Rica del protagonista de ‘Los Serrano’, grabada en abril del año pasado. Prometiendo, sin averiguar hasta qué punto, que sería “un ‘Planeta Calleja’ que va a pasar a la historia”.

Charlando con Jesús Calleja ha destapado alguno de los más curiosos rasgos de su personalidad. Por ejemplo, que no puede asomarse ni al balcón de su casa debido al vértigo que sufre. La explicación es que de pequeño le gustó a los árboles, hasta que se cayó y se quedó, “hecho un Ecce Homo”. Aún así, Resines ha lanzado una aventura en el país con mayor biodiversidad por metro cuadrado del planeta. Con sesiones de escalada y tirolina a gran altura incluidas.

Antonio Resines, en ‘Planeta Calleja’ – Cuatro

El recorrido a través del país centroamericano ha comenzado alejados de la civilización, en el Parque Nacional de Tortuguero, una de las joyas del país. Allí, Calleja y su distinguido invitado han recorrido los canales en lancha y en su propio kayak en busca de fauna autóctona, como cocodrilos y una infinidad de especies de aves. A propósito ha reconocido que no ha paseado en río en su vida. También que no es nada amigo de los Animaux. “Me dan cosa. In mi casa actualmente vive un perro, que es de mi señora, pero no hablamos”.

Y el deporte tampoco es lo suyo. “Jugué al rugby con 20 años, pero lo dejé con 21”.

actor sin pretenderlo

Al mundo de la interpretación, por otro lado, recaló de casualidad. “No quería ser actor, no se me había ocurrido en la vida”. Es más, empezó a estudiar Derecho para complacer a su padre, mientras que los sábados acudía tiene un curso de Ciencias de la Información. En ese entorno conoció a gente que empezaba a hacer sus pinitos en la ficción, uniéndose a ellos.

El primer largometraje de su carrera fue ‘Ópera Prima’, de Fernando Trueba. “De repente tenemos un éxito brutal: 200 millones de pesetas de taquilla, eso es una cena en los 80. Pagué 75.000 pesetas, era capitán general”. Curiosamente lo compaginaba con un trabajo en una empresa de construcción. “De actor no se curra todos los días. Esto es un oficio intermitente”.

El auténtico bombazo de su trayectoria llegaría 15 años después, también de la mano de Trueba, con ‘La buena estrella’. De hecho, ganó el Goya mejor actor. “Esa y ‘La niña de tus ojos’ son las películas que recuerdo con más cariño”, ha señalado.

Defendiendo firmemente que es más de ciudad que los parquímetros y que loco precision no lo vuelve la naturaleza, al final el intérprete ha pasado por el aro participó junto a Calleja en trepidantes actividades como une rafting en el río Pacuare, uno de los más rápidos del mundo; una tirolina, la primera de su vida, que ha terminado con un rescate al quedarse suspendida en el aire por frenar antes de tiempo; y un recorrido a caballo por las plantaciones de café ubicadas al pie del volcán Turrialba.

Between media, eso sí, han reservado ratitos para beber tranquilamente una cervecita y charlar de su faceta más íntima, como la peculiar relación que mantuvo con su mujer, Ana Pérez-Lorente, quien le devolvió el amor tras un divorcio y la crianza de su único hijo, ricardo. El suyo no ha sido un noviazgo al uso. “Nuestros conocemos desde hace 30 años. Con sus más y sus menos llevamos todo ese tiempo de relación”, ha relatado Resines.

Antonio Resines y su mujer conversan con Jesús CallejaAntonio Resines y su mujer conversan con Jesús Calleja – Cuatro

“Casualmente” su mujer estaba al lado, así que ha entrado en la ecuación de la entrevista, desvelando cómo se conoció. “Estaba con una amiga mía en el coche y se pone otro coche al lado y nos saluda el conductor. Entonces, se abre el semáforo y abre la ventanilla. Our preguntaron ‘¿dónde va?’” Y le contestaron con el número de una famosa discoteca, a pesar de que se dirigían a casa. Fueron con ellas, y hasta hoy.

No obstante, se casaron hace pocos meses. “Hay que hacer las cosas bien”, ha bromeado el actor. In tanto, han superado dos parones en la relación, uno de tres años y otro de seis. Pero lo importante es, como ha manifestado Resines, que “ahora somos Ana y Antonio, feliz matrimonio”.

Metiéndose en jardín, Jesús Calleja ha ha trevido en este punto con una pregunta indiscreta, ya que la pareja ha pedido habitaciones separadas en el hotel. “Tengo un problema respiratorio, soy asmática y ronco. Y él es muy sensible”, ha explicado naturalmente Pérez-Lorente. “No seas sensible, sé normal. Lo que pasa es que tenemos la suerte de tener habitaciones separadas. Si lo puedes hacer, es lo mejor”, ha apostillado su marido.

Sin pelos en la lengua

Siguiendo con las preguntas delicadas, el trotamundos ha indagado en la ideología política de Antonio Resines, que ha contestado sin melindres. “Soy de izquierdas, socialdemócrata. Votó al PSOE”.

Y es que Resines, si se tiene que mojar, se mete hasta el cuello. Ya lo hizo al acudir al INEM como un ciudadano cualquiera para preguntar sobre su jubilación. “Fui a un sitio donde supuestamente me tenían que informar, pero estaba cerrado. Y después de recorrerme medio Madrid, encontre una oficina abierta, aunque me prohibían el paso sin ningún motivo. Exigían cita previa, pero era imposible pedirla. No montó bronca, pedí que el responsable de este asunto, en este caso el Ministro de Seguridad Social, dijese algo».

El político le dio la razón al actor. “Faltaban aproximadamente 10.000 funcionarios, solamente para los sectores de la Seguridad Social. Por lo menos crea un pequeño revuelo que es posible que agilizase las cosas». En general, todo es “manifiestamente mejorable” en España bajo su punto de vista. “Lo que no podemos es perder el Estado del Bienestar, y eso se consigue a base de impuestos, que deben ser lo más justos posibles: el que más tenga, más pague”.

De sentidoaventurero escasea, pero el humor y la lengua ácida no lo pierde ni exhausto de tanta aventura, ni narrando asuntos serios tales como los baches de su salud. “Me caigo de una moto por decimonovena vez, y cuando voy al hospital me hicieron una colonoscopia por sospecha de anemia”.

Al salir de la prueba, el médico comentó que tenía una noticia buena y otra mala: “tienes cáncer, pero está muy bien situado”. “No me dieron quimio, ni me dieron radio y en el pre operatorio me derivaron a cardiología. Ahí sí que me tieron directamente a quirófano. El corazón fue lo que me dio miedo”, ha continuado.

Como superviviente de un cáncer, hace un llamamiento. “From los 50 hay que hacerse una colonoscopia cada tres años. Porque si detectas un cáncer a tiempo, te salvas”.

Antonio Resines y Jesús Calleja, al final de 'Planeta Calleja'Antonio Resines y Jesús Calleja, al final de ‘Planeta Calleja’ – Cuatro

Desde ser intervenido de una angina de pecho y un cáncer, aunque sin pretender darle tintes trascendentales ha podido reflexionar, hado cuenta también de lo qu’est a pena. “Ahora valoro mucho más estar vivo, no te lo puedes imaginar. Es que antes no lo piensas”.

De la ruina a la salida de ‘Los Serrano’

Otro episodio difícil en el que acabó en ‘Planeta Calleja’ es en el que acabó convirtiendo a Cena en ‘La reina de España’, la continuación de ‘La niña de tus ojos’. “Me pareció una buena inversión, confiaba absolutamente en la película. Pero no fue nadie a verla, creo que unas 140.000 personas. El anterior había recaudado 20 millones de euros; esta, en taquilla, no habia llegado a 600,000. Y había costado 11 millones. Perdió una parte importante de mis ahorros”.

Capital que recuperó, en parte, gracias al increíble boom de ‘Los Serrano’, un sobrio trabajo el que ha desmentido uno de los principales bulos que rondaban en los dimes y diretes de la época. “Belén Rueda y yo no estábamos enrollados, pero si lo pensamos eso es señal de que lo hicimos bien y somos muy buenos actores. No por otra cosa. El material humano en ‘Los Serrano’, en general, era muy bueno”.

En este sentido, ha puesto el broche de oro a la entrevista vaticinando el futuro inmediato de su profesión. “Siempre hemos sido unos survivalientes, pero hasta que nos recuperamos, habrá un problema gordo”. Por eso cree firmemente que la gente hay que grabarle que la llamada industria cultural ha llegado a ser el 4% del PIB, es decir, «movemos 40 mil millones de euros al año, y damos trabajo a 700 mil personas». . Aparte de todo, ha subrayado, “representamos a la cultura de este país. Eso es obligación del Estado defenderlo”.

Así, en medio de la majestuosa selva y entre charla y charla, el viaje que ha roto todos los paradigmas de Antonio Resines llega ha llegado a su fin. No sin antes sonsacar una conclusión importante de la experiencia. “Todo lo que he hecho en esta semana no lo he hecho en mi vida, pero es más que probable que no lo vuelva a hacer nunca más”.