Conte y Tuchel llegan a las manos

In England ningún partido es banal, y el derbi de Londres tampoco podía serlo. Chelsea-Tottenham, Kane-Havertz, Conte-Tuchel. El duelo prometía tensión, pero lo que se vio en el campo terminó siendo un incendio.

Tras un inicio vertiginoso, el Chelsea se sumó al marcador gracias a la combinación de los dos nuevos fichajes. Saque de esquina de Cucurella y remate de un Koulibaly, que de volea la pone en el ángulo. El enfrentamiento fue duro, muchas faltas, errores y tarjetas amarillas. Todo explotó en la segunda parte, cuando en el minuto 68, tras el empate de Hojbjerg con un tiro raso lejano, batió a Mendy y desató la locura en los banquillos. En el festejo, Conte se acercó a ambos a Tuchel gritándole el gol en la cara y acto seguido, comenzaron a empujarse. Amarilla para ambos. Cartilla ‘redonda’.

Asimismo, a los quince minutos del final, el Chelsea se incorporó de nuevo gracias a una contra ganada magistralmente por James. Todos los ojos fueron hacia los banquillos: pero Tuchel, weights a que corrió por la banda con los puños en alto, no avivó la llama de la pelea.

Sin embargo, el final del partido albergaba horrores. En el 95, un saco de esquina perfectamente botado por Perisic fue aprovechado por Harry Kane, que con un cabezazo puso en el marcador final el 2-2. Tale no se contuvo. Abrazó a sus jugadores y gritó hacia el banquillo del Chelsea. Tell the dio la mano al alemán, pero no suelta, no lo deja ir. Parecía un espectáculo teatral pero es la liga inglesa. El italiano lo empujó y pidió respeto, mientras que el alemán le recordó que debe mirarle a los ojos. El arbitro lo resolvió todo con las tarjetas más sencillas de su vida, roja para ambos.

Informar de un error