Sam Ryder, el hippie que llevó al Reino Unido a la gloria en Eurovisión

SEGUIR

Alto, rubio, de pelo largo y gran sonrisa, así es el nuevo ídolo del Reino Unido y parte del continente europeo. Su número Sam Ryder, un cantante y compositor de 32 años que llegó a Eurovisión 2022 como uno de los artistas favoritos para ganar el Festival. Su tema ‘Space Man’ había conquistado gran parte del público europeo, antes incluso de someterse al escenario. El secreto estaba en las redes sociales y es que, dos años antes de conseguir este segundo puesto en Eurovisión para Reino Unido, ya triunfó entre los más jóvenes gracias a sus vídeos en TikTok.

Durante el confinamiento, en el año 2020, Sam, cuyo apellido real es Robinson, versionó los éxitos de artistas como Queen, Blondie, Adele o Britney Spears.

Su simpatía y naturalidad conquistaron a los usuarios llegando a conseguir más de 12 millones de seguidores. Artistas como Justin Bieber y Alicia Keys contribuirán a los 101 millones de ‘me gusta’.

La estrella de TikTok, plataforma que desde hace un año patrocina el Festival, nació en la ciudad inglesa de Maldon, en el condado de Essex. Asistió a la Escuela Católica St John Payne, en Chelmsford, donde comenzó su pasión por el canto. Fue un disco de la banda inglesa de heavy metal ‘Iron Maiden’ lo que marcó su destino. Años más tarde, un concierto del grupo de rock canadiense ‘Sum 41’ lo inspiró a seguir su camino. Con 19 años debutó como cantante y guitarrista en la banda ‘The Morning After’, con la que lanzó dos álbumes de estudio.

En 2012 se convirtió en vocalista de ‘Blessed by a Broken Heart’ y posteriormente formó parte de la banda estadounidense ‘Close Your Eyes’, en la que estuvo hasta 2014.

Un año después, cansado de luchar en el mundo de la música, el cantante emprende una nueva vida. Su espíritu hippie emprendedor le lleva a abrir, junto a su novia de toda la vida, Lois Gaskin-Barber, un bar de zumos veganos.

Durante dos años repartió el tiempo entre la barra del bar ‘Lone Wolves Organic’ y las playas de Hawaii. A lo largo de este tiempo, la forma de ser de la pareja, algo anárquica, les llevó a dejarlo todo para irse a surfear y buscar conchas para la línea de joyas de Lois, ‘Lone Wolves Creative’.

La crisis del Coronavirus obligó a la pareja a cerrar el bar y Sam volvió a hacer lo que más le gustaba, cantar. Firmó con la discográfica, Parlophone Records y en febrero de 2021 lanzó el EP ‘The Sun’s Gonna Rise’.