Más impuestos y reponer las calles de la memoria histórica en Madrid, programa electoral del PSOE

SEGUIR

La convención política de la agrupación Madrid Ciudad del PSOE fue el escenario elegido ayer par la presentación de las cien medidas que serán la base de l’programa electoral con el que esa formación política se presentará a las elecciones municipales para arrebatar a José Luis Martínez- Almeida el Gobierno del Ayuntamiento de Madrid.

Este documento se ha realizado después de muy pocos pasos de poner en marcha un proceso de participación, con aportaciones directas, encuentros sectoriales y asambleas abiertas, donde han participado militantes socialistas realizando aportaciones al documento inicial de Estrategia de Ciudad.

El documento denominado ‘Estatregia de ciudad’ y se articula en torno a diez ejes: Conectando espacios. Conectando personas; Viva y descanse en una ciudad segura y saludable; Conectar con los otros y con uno mismo, Aprender, crear, innovar y trabajar en una ciudad vibrante; Una administración cercana y humana; Imagina Madrid.

Una ciudad habitada y habitable; Integrar los espacios naturales para la convivencia; Madrid, el hogar de todos y todas; Cuidar la ciudad para que acoja a vecinos, vecinas y visitantes; y La participación para construir el ágora madrileña.

Estas son algunas de las propuestas más destacadas:

1.- Los socialistas creen que “la memoria democrática de Madrid ha de ser digna y respetada para fomentar los valores democráticos y reconocer la lucha por la legalidad, la democracia y la libertad de las víctimas de la guerra civil y del franquismo”. Para conseguir este objetivo quieren impulsar la “creación de un gran centro de la memoria democrática destinada a dar visibilidad a las víctimas y su lucha por la libertad y la democracia, y las violaciones de los derechos humanos cometidas en España durante la guerra y la dictadura franquista“. Igualmente, se retirarán» nuevamente los números de las calles conmemorativas de la exaltación, personal o colectiva, del levantamiento militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura, repitiéndose nuevamente los números de las calles que resulten en aplicación de la Ley de la Memoria Histórica, así como los monumentos, homenajes y memoriales a víctimas de la guerra civil y de la dictadura franquista que han sido retirados por el actual consistorio.

EL PSOE también quiere recuperar en Madrid y “revindicar la memoria LGTBI madrileña a través de un espacio municipalespecífico“.

2.- Revisar el sistema fiscal de Madrid “para repartir las cargas de manera más justa sin elevarlas a las trabajadoras y a los trabajadores de rentas bajas y medias. Promover un desarrollo económico justo, basado en la competencia, la eficiencia y la creación de empleo de calidad, que permita una vida digna para todos y todas”.

3.- Promover una auditoría de los servicios públicos “de las principales áreas prestadas por el Ayuntamiento para valorar cualidades pueden ser remunicipalizados. Tanto para la gestión directa como para la gestión indirecta se incluirán mejoras en los criterios de calibración en el desempeño de los mismos.

4.- Instrumentos articulados en colaboración con otras administraciones competentes para dotar de mayor seguridad jurídica a la persona propietaria, y crear mecanismos más ágiles en caso de ocupación.

5.- Para evitar “la brecha digital y la discriminación por razón de edad, fomentarán la atención ciudadana presentecial y telefónica en las juntas municipales de distrito, priorizando a las personas mayores. Además, crearán servicios de acompañamiento y asesoramiento en los trámites más complejos, y orientados especialmente a las necesidades de los y las mayores y las personas migrantes que tengan dificultades con el idioma“.

6.- El PSOE quiere aumentar las subvenciones a las asociaciones y propone “désarrollar un sistema de adjudicación de subvenciones apropiado y ágil que posibilite el fortalecimiento de la estructura e independencia del tejido asociativo de la ciudad de Madrid”. Considerando fundamentalmente homogeneizar las bases y condiciones en todos los distritos, incrementando los montos de los subsidios de participación ciudadana, impulsando un modelo de subsidios a través de convenios vinculados a la gestión de programas sociales en los barrios y duración al menos bianual para garantizar la eficiencia de los mismos “.