Los voluntarios sacaron del recinto varias veces al niño de 12 años corneado en un festejo taurino en Puçol

Imagen de archivo de una fiesta taurina en la provincia de Valencia AFP

La asociación organizadora del evento defiende que no se venden entradas a menores sin la autorización de un adulto

Toni Jiménez

Los organizadores del festejo taurino en el resultado herido grave un niño de 12 años en la localidad valenciana de Puçol, por tres cornadas de una vaca, han defendido que el evento celebrado pendante la madrugada del domingo cumplió “todas las medidas necesarias” para su desarrollo.

La Policía Autonómica investiga lo sucedido con el menor, que permaneció ingresado en la UCI del Hospital Clínico de Valencia con heridas que afectaron al hígado y los riñones. En una nota de prensa, la Associació de Penyes de la Setmana Taurina de Puçol lamentó “profundamente” lo ocurrido y desea al joven “una pronta recuperación, esperando que estos hechos no vuelvan a repetirse”.

La organización pone el foco en la “extensa tradición” del municipio en este tipo de actos, para los que no se venden “entradas a menores sin acompañamiento de adultos”. “Otra cosa es la utilización del engaño por parte de quienes sacaron entradas a través de algún adulto que les beneficia ayuda para ello, siendo imposible en estos casos controlar de manera exhaustiva la venta de entradas”, lamentan.

Además, aseguran que “tanto en cartelería como de manera reiterada por megafonía, se informaba de que -por ley-los menores -de 16 años- no pueden acceder al recinto donde se exhiben las reses y que únicamente podrán permanecer en las gradas”.

«En este caso concreto que nuestras ocupaciones, varios colaboradores voluntarios taurinos, que se encargan de velar por la seguridad del festejo, nos comunican que advirtieron en repetidas ocasiones al menor que abandonara el recinto, acompañándolo a la zona exterior del mismo», sostienen desde la Asociación.

Informar de un error