En 2021, los españoles producirán 1.246 millones de kilos de alimentos a la basura

Comida en el suelo. Archivo

En 2021 se produjeron 1.246 millones de kilos, un 8,6% menos que en 2020

17/08/2022

Actualizado a las 00:25h.

La cocina de aprovechamiento, tan impulsada por las abuelas, continúa abriéndose hueco en las casas españolas, aunque en 13.18 millones de hogares (el 75% del total) no la applican al pie de la letra porque “siguen desperdiciando alimentos”, detalla el último Informe del Desperdicio Alimentario en España 2021 editado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. No obstante, la cifra de comida tirada a la basura se reducirá con respecto a 2020, donde prácticamente la mitad del año, la población española estuvo confinada por la irrupción del SARS-CoV-2.

En los últimos doce meses, los españoles echaron perdieron 1.246 millones de kilos/litros de comida en el hogar, un 8,6% menos que el ejercicio anterior. Así se déprende del informe, donde la cifra vuelve a caer por debajo de los 1.300 millones de kg/l por primera vez desde 2018. . Esto supone que cada español tiró de media a la basura 28,21 kilos/litros de alimentos en el año 2021, lo que supone la cifra más baja de los últimos cinco años y 2,72 kilos/litros menos que 2020.

Informa atribuye el descenso del desperdicio y el mejor aprovechamiento de los alimentos tiene un cambio de hábitos tras las restricciones que se producirán en 2020 por la pandemia del Covid-19.

Una de las consecuencias de este cambio de hábitos es la reducción de la pérdida de sobras de recetas y productos cocinados, que en 2020 supusieron el 23,8% de los alimentos tirados a la basura en el hogar, y en 2021 han pasado a representar el 18 0,9%. Por el contrario, el desperdicio de alimentos comprados ha aumentado casi 5 puntos, al pasar del 76,2% al 81,1%.

En 2021 bajaremos significativamente el tamaño de platos cocinados de pescado (50,4% menos que en 2020), carne (42,6%) y arroz y pastas (35%).

Ley contra el desperdicio alimentario

Los productos son los que más se perderán en los hogares en 2021 sus carnes congeladas (16,7% del total), salsas (15,9%), café e infusiones (12,2%), verduras (12%) y sopas, cremas y caldos (10%).

Además de este cambio de hábitos, se explica también el mejor aprovechamiento de los alimentos por el encarecimiento de estos como consecuencia de la subida de precios de las materias primas y costos de producción, «que hacen que se valoren mejor», destaca el departamento de Planas.

Estos datos llegan apenas dos meses después de la aprobación de la ley contra el desperdicio alimentario que, ahora, deberá pasar el trámite parlamentario correspondiente. Así, España se ubica como el tercer país europeo en poner en marcha una normativa de este tipo tras Francia (2014) e Italia (2016).

El articulado del Proyecto de ley establece que los distribuidores de alimentos con una superficie útil de exposición y venta al público superior a 1.300m2 tendrán la obligación de llegar a acuerdos o convenios para donar sur excedente de alimentos a empresas, entidades de iniciativa social y otras organizaciones sin ánimo de lucro o de lucro de los bancos.

Además, la normativa trata de fomentar buenas desde prácticas los primarios productores, en la fase de cosecha y recolección de los alimentos, hasta los consumidores, bien en el hogar o en bares y restaurantes, ya que “el desperdicio de alimentos se produjo a lo largo de todas las fases de la cadena”, señala el Gobierno.

Informar de un error