Atlético Paso, el ascenso del equipo al que no frenó ni el volcán Cumbre Vieja

SEGUIR

La actual ha sido, sin duda alguna, la temporada más complicada para el CD Atlético Paso, el modesto club palmero que Durante meses ha tenido un nudo en la garganta al ver amenazado su estadio, pero también el pueblo al que representa, por el volcán Cumbre Vieja. En el año más duro desde su fundación, en verano de 1952, el conjunto presidido por William Nazco no solo se ha enfrentado a los rivales, también ha tenido que aprender a superar el miedo a la lava. Una campaña amarga llena de dificultades, pero con el final más feliz para este equipo porque el domingo se proclamó campeón del grupo canario de Tercera RFEF y sellaba su ascenso a la Segunda RFEF.

Por primera y tras siete décadas de historia, el CD Atlético Paso ha asegurado su presencia en una liga en la que cometirá lesjos de las Islas Canarias contra rivales de otras comunidades autónomas. Un premio al esfuerzo y sacrificio de un grupo de jugadores y técnicos que han tenido que entrenarse lejos de casa y disputar varios partidos en estadios de otros pueblos a pesar de ejercer como locales. El mejoramiento de la lava escupida por el Cumbre Vieja, cuya erupción comenzó en septiembre y finalizó a mediados de diciembre de 2021, terminó convirtiendo al grupo perturbado por Jorge Muñoz en un equipo nomada.

El técnico y varios jugadores sufrieron el drama de tener que ver cómo la lava se llevaba por delante de las casas, los terrenos y los lugares de trabajo de algunos de sus familiares. “No entrenamos ni descansamos como antes, hemos perdido a dos jugadores desde el volcán y no los hemos podido reponer porque nadie quiere venir, cuando antes sucedió lo contrario por la confianza del proyecto. Ya estamos como jugando locales, que no en casa, y es todo una montaña rusa”, explicó Jorge Muñoz en los medios del club en los días más complicados de la erupción de Cumbre Vieja. Pero el equipo, que cuenta con una de las aficiones más fieles de las Islas, supo permanecer unido, apoyarse unos en otros y este domingo cantaron un alirón histórico.

Un gol de Edu Cruz ante el Herbania (0-1) y la derrota de Las Palmas ante el Buzanada arruinaron la fiesta de un equipo que celebró el ascenso junto a sus aficionados en el centro de El Paso. “70 años de trabajo y compromiso del club, concentrados en este momento histórico… al final, el sueño se ha hecho realidad. ¡¡¡Gracias afición, gracias equipazo, juntos lo logramos!!!”, destacó el conjunto palmero en sus redes sociales.