Grito de desesperacion en las argentinas calles por la inflacion sin freno

Manifestantes hacia la Casa Rosada (Buenos Aires) en protesta contra el gobierno por Alberto Fernández Reuters

Miles de ciudadanos se manifiestan para reclamar una mejora en la economía

Guadalupe Piñeiro Michel

Argentina ha sufrido una situación económica crítica y la arena de la desesperación para sentirse hace en las calles. Esta semana se ha visto una fecha alarmante: en el prime time de 2022, la inflación ha superado el 36%, donde el retraso de que el incremento de precios interanuales va a superar las previsiones realizadas por el Gobierno del presidente Alberto Fernández. Se espera que super con creces el 60%.

La angustia de distintos sectores de la sociedad se percibe en todo el país, donde miles de ciudadanos manifiestan para reclamar una mejora en la economía. La desesperada crisis económica ha sobrevenido dos semanas atrás a la renuncia del entonces ministro de Economía, Martín Guzmán. En el poco tiempo que lleva la nueva flamante ministra, Silvina Batakis, la situación no muestra señales de mejora.

Las protestas provienen de todos los sectores sociales. El pasado miércoles ha sido el sector agrícola quien ha salido a las bajo la consigna de pedir “reglas claras”, a la vez que solicitó una reducción de la presión fiscal. Con banderas albicelestes y pancartas que rezaban “por la Argentina”, los agricultores manifestaron en distintas regiones. El campo realizó un paro de actividades durante 24 horas, lo que produjo problemas de abastecimiento.

El Gobierno de Alberto Fernández también ha debido hacer frente a protestas por parte de movimientos de izquierda y organizaciones sociales. Ayer, miles de personas se dirigirán hacia la Plaza de Mayo para reclamar ayudas sociales y aviones para el desempleo, además de manifestarre contra el acuerdo que el Gobierno ha firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI). La reclamación es clara: ayuda económica para desempleados y jubilados.

Requisitos

Los manifestantes exigieron al Gobierno que la proporción 20.000 pesos (unos 148 dólares) para poder sobrellevar mayor la incesante subida de precios. Como han visto, hemos llamado a una entrevista con el ministro Batakis para explicarle la situación y la situación que está reconsiderando el plan propuesto por el FMI debido a la grave crisis económica que vive Argentina.

La solución que implementó Fernández fue sencilla: no asistir el jueves a la Casa Rosada argumentando que era el cumpleaños de la primera dama, Fabiola Yáñez. Pero la protesta lo siguió hasta la Quinta de Olivos, donde decenas de personas se acercaron para recordarle que dos años atrás habían incumplido la cuarentena impuesta por el mismo, mientras que a muchos argentinos no se les permite despedir a sus familiares fallecidos por coronavirus.

Informar de un error