Viñedos de Álava, el proyecto qu’amenaza con fragmentar la denominación de origen Rioja

SEGUIR

Un asunto interno de la Denominación de Origen Calificada Rioja (DOCa Rioja) es coló el pasado martes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Un periodista preguntó al ministro de Agricultura, Luis Planas, por el envío a Bruselas del proyecto impulado por la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA) para crear una Denominación de Origen propia, ‘Viñedos de Álava’, una información adelantada el día anterior por el diario ‘Berria’.

El Ministro hace constar que, en este caso, es competente el Gobierno y que la futura denominación será en el territorio de una sola autonomía (País Vasco) y se limita a transmitir el expediente aprobado en Vitoria a la Comisión Europea. Sin embargo, el titular de Agricultura sí se posicionó personalmente: “Todo lo que pueda conducir a comentar el peso y las ventas del sector agroalimentario est bienvenido, lo que contribuya a debilitar la imagen de marca no es positivo”, comentó Planas.

La última palabra la tiene ahora Europa y los tribunales españoles, ya que des de septiembre de 2021, la decisión del Gobierno de PNV y PSE de tramitar la inscripción de la Denominación Viñedos de Álava, está recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV).

Entonces, ¿es factible que la centenaria DOCa Rioja se separe? ¿Quién está detrás de esta iniciativa y con qué apoyos? Y sobre todo, ¿cuáles pueden ser las consecuencias? Fuentes de la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA), que ha votado por el 100 y tiene voz en el consejo regulador de Rioja, explican a ABC que la decisión de impulsar una denominación de origen propia fue adoptada hace 6 años. Una iniciativa que justifica en “la historia vinícola de Álava”, más allá de los más de los más de 100 años de vida de Rioja, y añaden que trata de “una decisión empresarial libre”, distanciándose de posibles lecturas políticas.

En este sentido, aseguran que es la mejor formada de defender los vinos de la Rioja Alavesa (una de las siete comarcas en que se division la provincia de Álava y cuya capital es Laguardia) y aducen que la pertenencia a Viñedos de Álava no es incompatible con producir para Rioja.

Muy diferente es la opinión expresada por Fernando Ezquerro, presidente del consejo regulador de la DOCa Rioja, que ha marcado todo lo anterior de «deslealtad» y denuncia que pretende «crear una denominación de origen diferente en los atributos de Rioja y por eso tampoco es bien visto por bodegas de su propio territorio”. De igual modo, no es factible que una misma bodega pudiera comparar ambas denominaciones: “Hay exclusividad. En bodegas de Rioja nadie puede elaborar otro vino”, apunta Ezquerro, quien ve “absurdo” la opción de crear una subdenominación y recuerda que la denominación existía “antes de las autonomías”.

En una línea similar se pronuncia Íñigo Torres, director general del Grupo Rioja (78 votos de 100 en el consejo rector y 10 votos), que cree que la solución está en la segmentación que se permite en Rioja. “Hace cinco años la reformamos con los vinos de zona, municipio o vinedo singular, que permiten identificar claramente en el etiquetado si un vino es de la Rioja alavesa o de Rioja oriental”, explicó Torres. Desde el órgano rector de Rioja, aportan también dos datos: en total hay 571 bodegas inscritas en el registro botellador Denominación de Origen Calificada Rioja, de las cuales 232 están ubicadas en Rioja Alavesa.

Los vinos de Rioja, en cifras

571. Es el número de bodegas inscritas con registro embotellador de la Denominación de Origen Calificada Rioja, de todas ellas, 232 están en la Rioja Alavesa.

8,34%. Es lo que aumentó las ventas globales en 2021. En España, el vino de Rioja, supone el 32,22% de la cuota de mercado y el 41,5% de nuestras exportaciones.

129. Son los países a los que exportan. El 40% de sus ventas son fuera de España. Sobre todo, al Reino Unido, Alemania y EE.UU.

El quid de la cuestión es apoyarían escindirse de Rioja. Desde ABRA no dan cifras concretas -se llegó a hablar de 40 bodegas, distintas aunque informaciones reducidas a 15 las dispuestas a dar un paso al frente- y señalan que se trata de una «opción personal» de cada bodeguero. “Respetamos que otras bodegas deciden permanecer en otro marco”, apuntan al respecto. Sí confirman a este periódico la voluntad de solicitar la Protección Nacional Transitoria, aunque todavía no lo han materializado, para poder producir caldos bajo la etiqueta de Viñedos de Álava. Una figura regulada por el Real Decreto 1335/2011, y, concretamente, en su artículo 17. El mismo deja la autorización de este permiso en manos del Ejecutivo de Vitoria, ya que el territorio de la hipotética denominación se limita a la provincia vasca de Álava. Si incluyera una parte de Navarra, por ejemplo, Planas tendrá la última palabra.

Al respecto, el máximo responsable del Consejo Regulador Fernando Ezquerro, anticipó que recurrirá una eventual concesión por la vía administrativa y judicial. «Como consejo regulador hemos votado todas las decisiones en contra de esta iniciativa, con más del 90% de los votos», afirmó Ezquerro.

La importancia de Ser Rioja

Pero, ¿la escisión puede hacerse realidad? Fuentes jurídicas de la Organización Interprofesional del Vino de Rioja, consultadas por ABC, concluyen que Bruselas “no se meterá en el fondo, solo en si cumple o no los requisitos formales” y evitan pronunciarse claramente, ya que “es un caso que no se ha plantado nunca”. En este punto, las denominadas “oposiciones” (alegaciones) nacionales y, sobre todo, las europeas pueden ser claves. “Si no se presentara ninguna oposición puede que tomen una decisión favorable, pero Europa deberá sujetarse a lo que digan los tribunales españoles, a menos que se recurriese a los europeos”, apuntan estas fuentes.

Torres, director general del Grupo Rioja, lo tiene claro: “Estamos convencidos de que una gran parte de la motivación está en cuestiones políticas”. Por este motivo, piden que les dejen tomar sus propias decisiones “sin injerencias”.