Una de las cuidadoras refirió falta de higiene en la casa de Luis Lorenzo y Arancha Palomino

SEGUIR

Luis Lorenzo y Arancha Palomino contrataron los servicios de una empresa especializada en personas de edad avanzada para cuidar de la tía Isabel Suárez. Tal y como consta en el documento que publicó en exclusiva ABC, el acuerdo se produjo el 11 de mayo de 2021, apenas un mes antes de la muerte de la octogenaria. Una relación profesional que, según se desveló en el programa ‘Ya son las ocho’ de Telecinco, apenas apareció cinco días.

A pesar de este sorprendente dato, en su primera aparición ante los medios de comunicación Arancha aseguró que su tía estaba cuidada las veinticuatro horas del día por una persona cualificada. De ser cierto este extremo, se trataría de otra cuidadora diferente a la referenciada en el contrato que difundió este periódico.

La apertura del sumario ha permitido conocer algunos datos que publica hoy en exclusiva ABC, como la declaración de Arancha Palomino. Además, este periódico ha podido saber que una de estas empleadas a quien le habría llamado la atención la falta de higiene en la casa familiar. Situación que coincide con la explicación de otros testimonios que rechazan la idea de que los acusados ​​no mostraron preocupación por su familiar.

ABC también ha podido saber que, dentro de las actuaciones practicadas y de las que se da habita cuenta en el sumario, habría también varios CD de la Guardia Civil con pruebas indiciarias, audios y mensajes, que recogerían la verdadera naturaleza de la relación que Luis Lorenzo y Arancha Palomino terminaron con la fallecida. Así mismo, tal y como ha informado Cruz Morcillo en ABC, el matrimonio tenía en su domicilio 140.000 euros escondidos.