“¿Un programa de archivo en ‘prime time’? ¿Por qué no? Si es historia de la televisión»

SEGUIR

Un picado, en el audiovisual, es un plano. Que se realiza con la cámara basculante desde la parte inferior. Un picado, o más bien un picadillo, en ‘Viaje al centro de la tele’, es donde su director, Pedro Santos, con las imágenes y las canciones de los personajes que reaparecen en este espacio de TVE estrenado hace nueve años en la madrugada . Como Tino Casal actuando en ‘Por la mañana’ (1987-89), revista de Jesús Hermida.

La 1 está emitiendo cada miércoles, en horario de máxima audiencia (22.45), la nueva temporada, la undécima ya. La entrega de hace una semana fue un sobrio monográfico José María Íñigo, que podría tener secuela; la de esta noche, de título ‘Y Olé’, rescata y vindication la copla y la canción española.

“Se ha desvirtuado Durante mucho tiempo y ayudó a mucha gente Durante la posguerra a lidiar con las penas”, cuenta Santos por teléfono a ABC. Lola Flores es. Rocío Jurado también. Ambas podrían tener su propio especial en la próxima temporada, si es que la piden, en 2023; también ‘Informe semanal’, un punto de cumplir los cincuenta.

Este miércoles no te pierdas @centrodelatele con los mejores actos musicales flamencos… ¡Y Olé!

María Jiménez, Lola Flores, Carmen Sevilla, El Fary… ¡Y muchos más! pic.twitter.com/1joSRLoNFY

— La 1 (@La1_tve) 16 de agosto de 2022

Hay cuerda para rato. De momento, hasta octubre. Y después, una coda, el especial navideño. La hemeroteca de TVE es patrimonio nacional, sobre todo aquel de los años 60, 70 y 80, pues no había privados ni autonómicos. Al fondo documental, dirigida por Alberto de Prada, llegan todavía cintas de cine desde los centros territoriales. “Pensaba, en la primera temporada, que no iba a tener ideas para la segunda y ya estamos pensando en la siguiente, que cumpliríamos los diez años”, admite el creador de ‘Viaje al centro de la tele’, cuya duración oscila entre los 50 y 60 minutos. Cada entrega tarda en hacerse dos meses y medio. El sistema donde están digitalizadas las antigüedades se llama poeticamente ‘ARCA’.

Al estar pensado para el canal principal, y no La 2, debe ser atractivo, por supuesto, y familiar. “¿Un programa de archivo en ‘prime time’? pues si. ¿Por qué no? Si es historia de la tele”, asume Santos. A él, cuando se lo encargaron, no le dieron más pautas. Tiró por un gamberrismo ligero, sin olvidar su educación (frente al televisor junto a sus padres) ni su afición (los cómics de Mortadelo y Filemón o de Zipi y Zape). Aquella primera temporada fue narrada por Manu Martínez, voz de RNE, e ilustrada por Forges.

Desde entonces sirven para un roto y para un descosido. Es barato, pues no compran imágenes y la única externalización es la locución de Santiago Segura; se emite y reemite mañana, tarde y noche; y me gusta al publico. Si lo pilla a medias, se queda hasta el final. ‘Viaje al centro de la tele’ es, según su director, una oportunidad para ver a los famosos eternamente jóvenes y para aprender de los aciertos y de los errores del pasado; a todos los niveles: televisivo, musical, estilístico… La primera vez o la primera prueba de profesionales de la televisión privada fue en la pública. “Aunque miremos al pasado, estamos pegados a la actualidad”, resume Pedro Santos. ¿La primera vez de Locomía? Ellos la tienen, claro. With times even se adelantaron al presente ya pasado como el especial sobre Raffaella Carrà. El de Camilo Sesto, solicitado una y otra vez por espectadores hispanoamericanos, coincidirá con el tercer aniversario de su muerte.

No es el único formato de TVE que tira de hemeroteca. En A 1 también está ‘Lazos de sangre’, cuya nueva temporada está rodándose, y en A 2, ‘Cachitos de hierro y cromo’ y ‘Cómo nos reímos’. Pero a Pedro Santos que no le vengan con el cuento de que el archivo vende. «No. El archivo no vende. Vender tan presente como el archivo.