Las startups educativas de Europa se aplican con el español

El sector de la tecnología educativa, conocido como ‘edtech’, viva un momento de efervescencia. La llegada del Covid provocó un cambio de mentalidad y destapó todo el potencial de una industria hasta entonces incipiente. En 2020 eclosionó el sector, con una inversión global que desapareció en 16.000 millones de dólares, más del doble que el curso anterior (7.000 millones), según datos recibidos por la empresa de inteligencia educativa Holon IQ. La tendencia al alza se consolida con hace un año, alcanzando los 20.000 millones y con rondas de financiación y valoraciones en aumento en todos los segmentos: preescolar, enseñanza obligatoria, educación superior, aprendizaje a lo largo de la vida, y formación empresarial.

España no es una excepción en esta fiebre.

En los últimos años han surgido y florecido numerosas startups en el ámbito ‘edtech’. Algunas como Lingokids, Odilo e Innovamat se consolidan como referentes mundiales. Nuestro país cuenta con factor competitivo muy atractivo: el idioma español, una puerta de entrada para el gigantesco mercado latinoamericano. Eso ha convertido a España en el foco de las startups europeas para cementar sus procesos de expansión internacional. “El español es un gran activo, todo el mundo lo sabe. Hay más nativos de español que de inglés y porque nuestro vamos dando cuenta de que eso tiene su impacto en la economía”, afirmó José Miguel Herrero, fundador de Big Sur Ventures, fundador de capital de riesgo.

Unicornios en España

La startup austriaca GoStudent es la primera y por ahora unicornio europea del sector ‘edtech’. Fundada en 2016, acaba de celebrar su primer aniversario en España donde imparte 200.000 sesiones al mes. “Tras los inicios en Austria, Alemania y Suiza, apostamos por Francia y España. A nivel estratégico, el mercado español es fundamental. Cruzamos el Atlántico y alberga los principales mercados latinoamericanos como Chile, México, Colombia y Brasil. También estamos en EE.UU. y Canadá”, explicó Juan Manuel Rodríguez Jurado, country manager de GoStudent en España.

Se trata de una plataforma de clases particulares y “España es el país con mayor demandado. Un 48% de las familias reconocen haber recurrido a este tipo de clases y en el 70% de los casos, varias veces a la semana”. Rodríguez recuerda que la educación de nuestros hijos es una prioridad y “es donde los padres al final menos ahorran, incluso en momentos de crisis. Tenemos una visión del futuro de la educación”, puntualiza. El objetivo pasa ahora por afianzar el negocio en España y seguir construyendo la mayor red de tutores y alumnos del país. Pero también quieren establecerse en otros mercados europeos y latinoamericanos e incluso entrar en regiones como Oriente Medio o Asia-Pacífico.

La startup ha alcanzado una valoración de 3.000 millones de euros tras captar 300 millones en una ronda de financiación el pasado enero. Además de su crecimiento orgánico, cuenta también con estrategia de M&A. Entre sus últimas adquisiciones realizadas está la del grupo español Tus Media. “Tenemos otras adquisiciones planificadas que nos ayudan a ampliar la gama de servicios. Es un sector ilusionante que va a seguir en pleno crecimiento”, reconoce Rodríguez.

El horrible de los alumnos de GoStudent se reunirá entre los 13 y los 17 años. Las clases particulares de matemáticas son las más solicitadas en España, al igual que en el resto del mundo.

Otro ejemplo del desembarco europeo ‘edtech’ en España es la plataforma Videocation. Nació en Noruega a finales de 2019 y en menos de dos años ya había aterrizado en España. De hecho, New Country está en primera parada en su plan de internacionalización. ¿A qué se debe esta estrategia? Por un lado, «te permite cubrir, además del mercado español, Latinoamérica», y por otro, «los fundadores y algunos trabajadores ya conocían el mercado porque venían de Schibsted, empresa noruega que compró Infojobs», cuenta Jaume Gurt, country manager de Videocación. Es decir, al hecho de ser un mercado importante en la estrategia, grande y con mucho potencial, se unieron los vínculos y contactos establecidos anteriormente en España que facilitaron el arranque.

El proyecto surgió de una conversación de varias personas: un experto en aprendizaje, otro en internet y un tercero en producción audiovisual. Con el fin de analizar las necesidades del mundo, surgió la idea de construir una plataforma que le ofreciera a la empresa la posibilidad de implementar un plan de capacitación continua de alta calidad a través de expertos nacionales y de reconocimiento de prestigio en diferentes áreas del conocimiento. Funciona con un modelo de suscripción.

en crecimiento

En Noruega ya han validado su modelo de negocio, donde crecen entre un 15 y un 20% mensual. En España, hace menos de un mes anunciaron el cierre de una ronda de financiación de dos millones de euros orientada a acelerar su crecimiento en el país y aprovechar la potencia del idioma español. “El contenido que desarrollamos para España nos sirve para Latinoamérica donde ya hemos lanzado dos propuestas importantes. De ahí queremos dar el salto al mercado americano de habla hispana”, avanza Gurt.

El año pasado comenzaron a preparar los estudios de captura y los primeros cursos se desarrollaron a producir en octubre. “Hemos traído el aprendizaje de Noruega y lo estamos mejorando. Los cursos en sí son iguales, pero mejoramos los procesos, los hacemos más eficientes”, aclara el country manager.

«Estamos al principio de esta revolución», explicó José Miguel Herrero, fundador de Big Sur Ventures, fondo de capital riesgo, sobre el auge del ‘edtech’. Señala también algunas macrotendencias que favorecen este fenómeno. Una de ellas, “la necesidad de la formación continúa donde las herramientas telemáticas van a ser más importantes”. También existe una “necesidad de complementar la formación” y concretamente en España, “con el deterioro del sistema educativo, se buscarán complementos que puedan venir à través del online”, puntualiza. En este sector, Big Sur se ha convertido en una de las estrellas nacionales del sector: Lingokids, una aplicación para que los niños entre 2 y 8 años aprendan inglés y se diviertan.