¿Qué es y cómo rellenar el Modelo 145?

Dentro de los muchos documentos exigidos por Hacienda para actualizar la información total de todos sus contribuyentes, está el Modelo 145, el cual es empleado para calcular mejor las retenciones de tu nómina anualmente, uno de los casos donde es más recurrente es cuando has cambiado de empresa.

Presentar este documento es muy necesario, ya que de ahí dependerá el monto que la empresa o compañía en la que le trabajas, calcule tus retenciones de manera efectiva y sean consistentes con las sumas de la declaración anual del IRPF.

¿Qué es el Modelo 145?

Denominado “Comunicación de datos al pagador para las retenciones sobre rendimientos del trabajo en el IRPF” es uno de los documentos más utilizados para realizar la declaración de la renta.

Este formulario sirve para que actualices todos tus datos personales y familiares a tu empresa, de manera que ésta haga el cálculo de retención del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas sobre tu nómina. En otras palabras, la empresa tomará en cuenta los datos indicados en este modelo para calcular en base a eso, tus retenciones del IRPF.

Por el salario que percibes mensualmente, se retendrá un porcentaje que es destinado a Hacienda, como adelanto de tu posterior declaración de la renta. Para el momento que hagas la declaración tributaria, Hacienda cotejará tus abonos previos con el resultado anual de la renta. En el caso de que te hayan retenido más de lo debido, recibirás un reintegro por parte de la Agencia Tributaria, en caso contrario, deberás pagar más hasta completar el monto requerido.

¿En qué momento se debe presentar el Modelo 145?

Este formulario debe cumplimentarse y entregarse el primer día de cada año. Cada año de ejercicio nuevo, la empresa requiere una renovación de los datos de cada uno de sus trabajadores para realizar el cálculo correspondiente de las retenciones del IRPF aplicado a cada una de las nóminas.

Las empresas y compañías tienen la responsabilidad de ajustar el monto de las retenciones de la mejor manera, utilizando la información que cada empleado le ha ofrecido a la entidad. Esto sugiere que, si tú has dado información errónea, los cálculos erróneos llevados a cabo con esos datos, estarán bajo tu responsabilidad.

Existen otros momentos para presentar el Modelo 145:

  • Al cambiar de trabajo a una nueva compañía.
  • En el caso de alguna variabilidad en la situación personal o familiar, que estén directamente relacionadas con el porcentaje de las retenciones como, por ejemplo:
  • Aumento del número de familiares.
  • Sufrir alguna incapacidad.
  • Tener a cargo a personas mayores.

Obtener el Modelo 145

modelo 145

Generalmente es la misma empresa la que otorgue este documento a cada empleado, durante el procedimiento de contratación o a finales del año de ejercicio. En el caso de que necesites presentar este modelo por alguna circunstancia de variabilidad en tu situación, también pueden solicitarlo sin ningún problema.

Independientemente de la situación, tú puedes obtener el Modelo 145 descargándolo directamente del portal web de la Agencia Tributaria.

Este documento se obtiene en formato PDF, el cual deberás imprimir para luego rellenarlo.

Cumplimentar el Modelo 145

Rellenar este formulario es una tarea simple. Este modelo consiste en siete diferentes secciones, de los cuales las dos últimas corresponden a los de la fecha y la firma del contribuyente y el acuse de recibo por parte de la compañía.

Las cinco primeras secciones son las necesarias para realizar el cómputo de tus retenciones del IRPF.

Datos personales y circunstancia familiar:

  1. En esta primera sección, deberás ingresar tus datos de identidad, como nombres y apellidos, número de Documento Nacional de Identidad (DNI).

Condición personal: si te encuentras bajo alguna discapacidad, dirección de domicilio por la que requieras una deducción por movilidad, etc. Este tipo de datos, significan una deducción menor en el pago de tu IRPF y la compañía los requerirá para computar adecuadamente tus retenciones.

Condición familiar: esta parte está divida en tres opciones que la Agencia Tributaria determina:

  • Condición 1: En el caso de las personas con estado civil soltero, viudo, divorciado o separado con hijos menores de edad (18 años) o mayores de edad, pero en situación de incapacidad bajo la condición a patria y potestad.
  • Condición2: Personas casadas, donde su pareja devenga ganancias mayores a 1.500 euros mensuales. Igualmente están incluidas las personas con hijos.
  • Condición 3: Se incluyen todos aquellos contribuyentes que no se encuentren bajo las dos primeras condiciones.
  1. Hijos y descendientes: en el caso de que tengas hijos con edades no mayores a los 25 años, los cuales no posean ingresos por encima de los 8.000 euros. O hijos mayores de 25 años pero que sufran de alguna discapacidad, tienes que ingresarlos en esta sección. De esta manera, la compañía tendrá en cuenta tu mínimo familiar y personal en el cálculo de tu renta y así aplicarlo en las deducciones de tu nómina.
  2. Ascendientes: Las personas que posean ascendientes mayores a 65 años de edad o que tengan edades menores a esa, pero que sufran de alguna discapacidad, siempre y cuando convivan con el contribuyente. Este también es uno de los factores que altera el mínimo familiar y por ende se verá reflejado en el cálculo de las retenciones.
  3. Pensiones compensatorias: En esta sección deberás indicar cualquier pensión compensatoria que tengas o tu pareja, como por ejemplo: pensiones alimentarias destinadas a los hijos, que hayan sido determinadas en una sesión judicial, aquellos conveniencias verbales no se tomarán en cuenta. Este tipo de datos también deberán incluirse en el documento.
  4. Cancelaciones por la compra o rehabilitación de la vivienda actual que a la cual se le apliquen deducciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Esta medida es aplicable solamente a las viviendas compradas o rehabilitadas anterior de 2013.

Las últimas dos secciones son para agregar la fecha de presentación y la firma del contribuyente, para luego entregar el Modelo 145 a la empresa.

Como verás, este modelo es fácil de cumplimentar, de esta manera estarás al día con las retenciones en base a tu situación y podrás tributar sin problemas con el IRPF, en base a las retenciones que la empresa toma de tu nómina.

A %d blogueros les gusta esto: