¿Cómo se calcula el índice de actualización de las bases de cotización?

Cuando se trata de trabajo y aspectos laborales, la Cotización es uno de los procesos más usados para referirse a pensiones y derechos profesionales. El cálculo de la Base de Cotización es de suma importancia para los trabajadores al momento de encontrarse ante una prestación de la Seguridad Social, bien sea desde una incapacidad permanente, una jubilación, un trabajador independiente o desempleo.

La Base de cotización se puede calcular, si el trabajador está ligado al Régimen General o desde un trabajo independiente o autónomo. Cuanto más es la base de cotización, mayor será la cantidad a percibir, y también tiene bastante soporte si se trata del estatus del trabajador, si es un profesional o un trabajador con otra categoría no profesional.

 

¿Qué es la Base de Cotización?

Es el salario global mensual que un trabajador percibe cuando es dado de alta por nómina. Dentro de estas bases se incluyen las horas extras, las pagas extras distribuidas y las vacaciones que no se han disfrutado pero que han sido retribuidas.

En el caso de los trabajadores que dependen del Régimen General, se establece que el porcentaje que se debe aportar a la Seguridad Social debe ir dividido, una parte que se descuenta mensualmente al trabajador y la otra por parte de la empresa en donde labora la persona, es importante señalar que este porcentaje que aporta la empresa es mucho mayor al que aporta el trabajador, y es la empresa la responsable de abonar a la Seguridad Social.

Si se trata de un trabajador independiente, entonces el porcentaje que se aporta a la Seguridad Social, debe correr por cuenta del trabajador.

Cada año el gobierno establece unos máximos y mínimos para el cálculo de las bases de cotización. Sin embargo, la cantidad exacta que cada trabajador debe aportar a la Seguridad Social, va a depender de la labor que desempeña, las horas trabajadas y el nivel de estudios que tenga cada trabajador.

¿Qué no se incluye en el cálculo de la base de cotización?

Existen dentro del sueldo de un trabajador otros ingresos y beneficios que no se consideran en el momento de calcular la base de cotización. Entre estos beneficios están:

  • Las dietas y gastos de transporte que han sido retribuidos por la empresa.
  • Formaciones académicas u otras que aporta la empresa al trabajador.

¿Para qué sirven las Bases de Cotización?

Las Bases de Cotización sirven para realizar el cálculo cuando un trabajador es dado de baja por jubilación, baja médica por enfermedad u otro aspecto que entre dentro de las leyes de la baja según lo estipule la ley, y a través de este cálculo se conocerá cuanto podrá percibir el trabajador con respecto a una prestación de la Seguridad Social.

El objetivo de la Seguridad Social, de recaudar estas cotizaciones mensualmente, tiene que ver con el hecho de poder soportar los pagos de las prestaciones que le puedan corresponder a un trabajador en un futuro.

¿Cómo se calcula las Bases de Cotización para la base reguladora?

Para realizar el cálculo de las bases de cotización y conocer cuál es la base reguladora de un trabajador, es necesario revisar a qué grupo de cotización pertenece el empleado de los once grupos existentes, sobre todo si se trata de un trabajador contratado.

Estos grupos son:

  • Ingenieros y Licenciados: Se refiere a personal de alta dirección no incluido en el art. 1.3.c) del Estatus de Trabajadores.
  • Ingenieros Técnicos, Peritos y ayudantes Titulados.
  • Jefes Administrativos y de taller.
  • Ayudantes no Titulados.
  • Oficiales administrativos.
  • Subalternos.
  • Auxiliares administrativos.
  • Oficiales de primera y segunda.
  • Oficiales de tercera y especialistas.
  • Peones.
  • Trabajador menor de dieciocho años, cualquiera que sea su categoría profesional.

La bases mínimas y máximas de un trabajador con una cualificación profesional para el año 2019 son de: 466,40 € / mes la mínima y la máxima 4.070,10 € / mes, mientras que para un trabajador con una categoría más baja es 35,00 € / día la mínima y la máxima 135,67 € / día.

En el caso de tratarse de una persona de profesión independiente o autónoma, el pago de su abono a la Seguridad Social, debe realizarse mediante la cuenta bancaria cada mes. El monto de esta cuota va a depender de la base de cotización que elija, generalmente, el trabajador independiente prefiere escoger la base mínima de cotización para que la cuota mensual sea lo más reducida posible. En el año 2019, la base mínima para estos trabajadores era de 944,40 Euros, de donde se cotiza el 30 % para la Seguridad Social, mientras que la base máxima es actualmente de 4.070 Euros.

Cálculo de la base reguladora según las bases de cotización

La base reguladora es la suma que finalmente se toma como referencia para saber cuánto cobrará un trabajador por las prestaciones de la Seguridad Social. Por ejemplo; para determinar las prestaciones de una jubilación, se lleva a cabo sumando mes a mes el salario de los últimos 22 años cotizados, es decir, 264 meses. Por lo tanto, la base reguladora, es el resultado de dividir entre 308 el resultado de sumar las bases de cotización de los 264 meses correspondientes.

Si el trabajador acumuló 35 años y 6 meses de cotización, le corresponde el 100 % de sus prestaciones; pero si por el contrario, acumuló 15 años de cotización, sólo le corresponderá el 50 % de sus prestaciones.

Actualización de las bases de cotización mediante las Tablas de Índice de Precios al Consumo (IPC).

El Instituto Nacional de Estadística (INE) les ofrece a los usuarios o trabajadores la opción de actualizaciones  de las bases de cotización en función del IPC a través de web.

A %d blogueros les gusta esto: