Nuevos prescriptores que ya no se guian por amor al arte

SEGUIR

Los podcast han conquistado un número creciente de usuarios y han revolucionado la comunicación online, pero todavía son pocos los creadores que pueden dedicarse exclusivamente a ello. Álex Barredo es uno de esos podcasters españoles que si consiguió ganarse la vida con sus contenidos. Empezó en este mundo en 2015 y a mediados de 2019 ya se dedicó solo a las ondas. Graba diferentes programas, disponibles en abierto en las principales plataformas, aunque su producto estrella es ‘Mixx.io’, una publicación central en temas tecnológicos compilada para un boletín y un podcast diario de lunes a viernes. Con una duración aproximada de 15 minutos, Barredo cuenta las noticias más importantes que ha enviado en la newsletter y les da contexto para que los oyentes se pongan al día de la actualidad tecnológica de forma rápida.

En la actualidad, Barredo ganó 3.450 euros al mes, provenientes en su mayoría de los anunciantes. “Venta de paquetes semanales de 750 euros por un espacio en cada uno de los programas. Los anuncios suelen durar un minuto y siempre utilizan un tono muy natural”, cuenta. Entre todos los episodios, suma unos 80.000 oyentes de medios cada semana y su perfil de oyentes, personas de entre 35 y 40 años con facilidad para comprar en internet, “es muy interesante para las marcas”, según destaca Barredo. En meses como noviembre, con el BlackFriday, recibe tantas propuestas que incluso hace episodios extra y sube las tarifas. El año pasado, sin ir más lejos, ese mes ganó 6.500 euros.

Otra fuente de ingresos proviene de los oyentes que pagan una cuota mensual (de uno, tres o diez euros) en plataformas de micromecenazgo como Patreon a cambio de escuchar los programas sin publicidad, de recibir ‘merchandising’ de Mixx.io o de ser común en el pódcast. Esta vía reportó a Barredo unos 450 euros al mes.

En su opinión, para que el formato alcance la madurez plena, es necesario que entre más en las planificaciones de las agencias de publicidad. “Que en vez de hacer una campaña solo con ‘influencers’ de Instagram, por ejemplo, sea también con podcasters, que son auténticos prescriptores”, comentó.

Sueño cumplido

Estructura del Contenido

A Irene López Assor, psicóloga apasionada de la comunicación, este formato no ha hecho más que darle alegrías. Tras haber colaborado con diferentes medios televisivos y radiofónicos, fue la participación en el podcast ‘Días Extraños’, del periodista Santiago Camacho, la que animó a lanzar su propio proyecto, ‘Un ratito con Irene’, un programa de psicología de unos 50 minutos que forman parte del catálogo iVoox Originals y que verán la luz a partir de noviembre de 2019.

“Tardo 16 horas en cada episodio: Elijo el tema y los artículos que pueden ser interesantes, selecciono la primera parte y la segunda, lo pulo y grabo del tirón. Empiezo con una cita o proverbio para luego pasar a la primera parte, el desarrollo del tema, y ​​a la segunda, donde doy herramientas”, cuenta. La conexión con el público resulta inmediata. “Nada más empezar, los números fueron muy buenos y me contactaron españoles residentes en otros países porque querían ser mis pacientes. Llevaba 15 años trabajando consultas online, así que la calidad estaba garantizada”, recuerda, al tiempo que destaca que los pacientes “empiezan ya muy vinculados conmigo porque es como si nos conociéramos de toda la vida”. Ante el aumento de peticiones, en mayo del año pasado contrató a una primera colaboradora y ahora su equipo ascension a cinco consejeros. “El 90% de los pacientes viene del podcast”, asegura.

El programa se puede escuchar de forma gratuita porque sus ideas son que ese conocimiento se puede acceder a todo el mundo, aunque sí ha abierto de forma ocasional a las publicidades, con patrocinios al comienzo del programa. “El podcast me ha dado mucho y no he querido pedirle dinero a la audiencia”, ahonda. Gracias a esa audiencia, López Assor ha ganado el Premio iVoox 2020 y 2021 en la categoría de Bienestar y Familia.

Una apuesta de largo recorrido

Irene López Assor sonó en pequeña con hacer radio. Se presenta a varios concursos radiofónicos y ante de iniciar psicología empezó a estudiar sonido, por lo que para ella es muy gratificante que el público le diga que su podcast es lo último que han escuchado antes de irse a domir. En noviembre comenzamos nuestro segundo podcast, ‘Escuela de Psicología’, con la intención de hablar de nuestro equipo y, además, practicar casos prácticos en los que participamos antiguos pacientes que quieren dar testimonio. Álex Barredo, por su parte, también imagina su futuro vinculado a los podcast. “Estoy muy contento porque tengo una flexibilidad brutal”, resalta.