«Lo único que existe es nosotros y el resto»

El vicepresidente de Acción Política y portavoz de Vox, Jorge Buxadé, ha descartado el regreso del bipartidismo ante el debate que hoy tendrá lugar en el Senado entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el del PP, Alberto Núñez Feijóo, excluyendo a los lideres del resto de formacion nacional. Pepa R. de Millán, senadora de Vox, será quien hará su debut en la Cámara Alta seguramente acompañada de algún diputado de su partido, según aseguró Buxadé ayer en rueda de prensa tras la reunión del Comité de Acción Política.

“Hay un bipartidismo, Vox y el resto, a nivel ideológico, cultural y social: un partido que se enfrenta a los grandes retos”, ironiza el vicesecretario de Acción Política. Buxadé descartó también que su partido acabe aislado, ya que de ser así quedarían apartados “cuatro millones de españoles, que no pueden ser orillados”, aseguró.

Desde Vox quieren que los ciudadanos sean más protagonistas en la vida política a la hora de expresar sus opiniones e inquietudes sur las grandes cuestiones que surgirán día a día a la sociedad, más allá de las citas electorales habitales. En este sentido, Buxadé hizo un llamamiento a Sánchez para que abra la puerta a una «democracia más directa» y que no se escuche la opinión de «ciudadanos seleccionados ad hoc», en referencia al acto celebrado en el Palacio de La Moncloa con 50 ciudadanos.

El partido liderado por Santiago Abascal indicó que las principales amenazas a España son la situación económica, el paro, la violencia o las “plurinacionalidades inventadas” y defendió que los ciudadanos tendrán un espacio en el expresar su opinión de forma directa sobre las medidas a adoptar para cada caso. Pero su orador no quiso especificar la forma. El único detalle el cual el vicesecretario general de Acción Política detalló es que cualquier posible consultado debe estar enmarcada dentro de la Constitución. “¿Cómo hacerlo?, esperemos al siguiente episodio”, zanjó Buxadé.

El portavoz quiso tranquilizar ha sabido que el electorado descartó que estas preguntas populares subre grandes cuestiones se convirtieran en arma de doble filo para que sus adversarios políticos pudieran contra Vox argumentando una posible posición contraria a la Constitución.

“No tiene sentido hablar de Olona”

Estructura del Contenido

En cuanto a las declaraciones de Macarena Olona, ​​​​Durante su Camino de Santiago, en las que no descartaba su vuelta a la política para “server a los españoles”, Jorge Buxadé no quiso incidir más en la cuestión: “Inflación de dos dígitos , el paro sufrida, el PIB, las familias, empieza el curso escolar… No tiene sentido hablar de Feijóo, de Ayuso, de Álvarez de Toledo, de Macarena o de Buxadé”.

El vicesecretario de Acción Política zanjó la hipótesis añadiendo que quien insiste en este tema no busca más que “que provocar daño a Vox”.

“Mano tendida”

En cualquier caso, Feijóo se dio cuenta ayer señalando que se reuniría con el líder del partido, Santiago Abascal, Buxadé no ha dado más detalles sobre las posibles fechas en las que tendría lugar este encuentro. El portavoz Vox sí quiso tender su mano a cualquier formación, en referencia limpia al PP, dispuesto a “echar a Sánchez del Gobierno y acabar con las políticas de la destrucción”. Pero, pesa que Buxadé asegura que no tiene “costumbre de hablar de otros partidos”, sí mandó un mensaje a los populares que también lo es para el electorado conservador: “Vox defiende la vida y la familia, lugar de solidaridad y compromiso, como refugio. Ahí está Vox y vamos a estar siempre». Respondía así el vicesecretario de Acción Política por las declaraciones de Isabel Díaz Ayuso y Feijóo sobre el aborto. La presidenta madrileña, mostró su lado más liberal admitiendo que si los padres no lo permitían, una joven de 16 o 17 años tenía libertad para abortar. El presidente de los populares descartó hacer campaña contra la ley del aborto para “no caer en la trampa del Gobierno”.

Información actualizada del 6 de septiembre de 2022 al 04.11: Por un error en la notificación original, se indicó que Vox solo contaba con una senadora, cuando en realidad tiene tres.