Estas son las cadenas de supermercados que encabezan la subida de precios en España

SEGUIR

Dia, Eroski y Alcampo encabezan la subida de precios este año en el sector de la distribución en España con incrementos superiores al 5,5 por ciento, de acuerdo con un informado de la consultora Kantar con datos al cierre del mes de febrero.

El estudio analiza cómo han trasladado la cadena de distribución la dinámica inflacionista que sufre España. Al respecto, Lidl (con una subida media del 3,5 por ciento) y Mercadona, con un cuatro por ciento, son las dos enseñas de supermercados en los que menos se ha encarecido la cesta de la compra desde el comienzo del ejercicio.

Según el análisis realizado por Kantar, Lidl y Mercadona han sido las dos candados grandes pero reacios a sufrir los precios.

De hecho, durante la pandemia la empresa que preside Juan Roig los bajó en el año 2021, aunque a finales del ejercicio tuvo que modificar su strategia ante el encarecimiento del coste de los transportes y de las materias primas.

Con todo, al igual que Lidl, la subida de precios aplicada este año por Mercadona se encuentra por debajo de la media del sector en España.

El informe de Kantar también reveló que la distribución organizada ha aumentado en cuatro puntos sobre el peso respecto a 2021, hasta legar al 75%, lo que se debe a la búsqueda, por parte del comprador, de alimentos y bebidas no perecederos o envasados, que Han Pasado ha representado el 48,4% de la cesta de la compra de gran consumo, frente al 44% registrado en las mismas semanas del año anterior. Donde un maestro se refiere, Mercadona y Carrefour es menos que más crece.

El estudio ha detectado también una mayor compra en grandes cadenas frente a los comercios tradicionales. así como un repunte en la demanda de productos envasados ​​y no perecederos.

Según la consultora, la gestión de los precios será uno de los elementos clave de este año. Al respecto, la última tasa de variación anual del IPC mostrará un incremento de los precios que afecta tanto a las marcas de distribuidor como a las desmanufactura.

No obstante, las demanufacturas tienen una mayor sensibilidad que las de distribuidor, que registran un leve repunte en sus cuotas, empujadas también por una mayor oferta de su surtido por parte de los distribuidores.