Algunos supermercados comienzan a limitar la venta de aceite de girasol por la guerra en Ucrania

SEGUIR

La Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas) ha informado que algunas empresas de distribución alimentaria están limitando la venta de aceite de girasol por el “comportamiento atípico del consumidor que ha producido en las últimas horas”. Es lo que en economía se denomina ‘autocumplida profecía’ que convierte escenarios probables (un problema de escasez, por ejemplo) en un hecho cierto. Una muestra de esto sucedió con la escasez de papel higiénico en algunos supermercados o grandes superficies durante los primeros días del confinamiento. Hay que recordar que España, al igual que sucede con cereales como el maíz, tiene una fuerte dependencia de las importaciones de Ucrania. En concreto, según estimaciones del Ministerio de Agricultura, se importaron al año unas 500.000 toneladas de aceite de girasol.

Las importaciones totales de productos agroalimentarios en 2021 ascenderán a 1.027 millones de euros, entre los que destacan cereales (545 millones de los 510 millones de maíz) y 423 millones de euros en aceites, de los que 422 millones de euros fueron en girasol. En su comunicado, Asedas ha matizado que “la demanda anómala afecta a un número muy limitado de productos” con origen en Ucrania y, sobre todo, “que existen alternativas tanto de origen como de producto”.

En este sentido, han recordado desde la distribución que España es el principal productor mundial en varias familias de productos relacionados con grasas vegetales en referencia al aceite de oliva. En una línea similar, el ministro de Agricultura Luis Planas se mostró muy preocupado por la situación del acero de Girasol, y España tiene un sustituto como el acero del aceite de oliva.

Desde Asedas también han defendido que la cadena alimentaria en España es “extraordinariamente eficiente” y asegurado que hay “suficiente capacidad para abastecer al mercado de dichos productos”. Además de están adoptando las medidas que va requiriendo la actual coyuntura.