Barreda lo cuenta ‘todo’ en sus memorias, que presentó Page en Toledo

SEGUIR

José María Barreda Fontes, quizás el más intelectual de los presidentes de Castilla-La Mancha (ocupado el cargo entre 2004 y 2011), el menos populista y más reservado -especialmente en lo que a su vida privada se refiere- acaba de sacar sus memorias . Redactadas en plena pendemia y ya jubilado como profesor de la Universidad regional (UCLM), lo ha hecho de la mano de Almud ediciones de Castilla-La Mancha, dirigida por el periodista y escritor Alfonso González-Calero.

Bajo el título de ‘Historia viva, historia construida’, Barreda lo cuenta ‘todo’, desde el día en que se enamoró de su mujer, Clementina Díez de Baldeón, hasta sus últimos momentos como presidente de Castilla-La Mancha, donde ofrece a los lectores las claves de su derrota ante María Dolores de Cospedal.

Y muchas cosas mas. Presentará el 25 de abril en la Biblioteca de Castilla-La Mancha por parte del presidente Emiliano García-Page.

Barreda, en la vespa de la película 'Amanece que no es poco', junto al cineasta José Luis CuerdaBarreda, en la vespa de la película ‘Amanece que no es poco’, junto al cine José Luis Cuerda

Con prólogo de Juan Sisinio Pérez Garzón, que fuera consejero de Cultura de Castilla-La Mancha, y epílogo de Isabel Rodríguez García, actual ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, el libro contiene imágenes de la vida política y personal de José María Barreda , historiador. Todo empezó en aquella Ciudad Real de la década de 1950, donde nació en una familia de clase acomodada con una infancia feliz y unos padres conservadores, “vencadores de la guerra civil”, dice, para añadir que años después fue “compañero de vencidos” y que se incorporó a la lucha antifranquista en Madrid al llegar a la universidad.

“Alguna punzada de dolor”

Echando la vista atrás en su periplo político como presidente de Castilla-La Mancha, asegura que “no siento rencor en ningún caso, solo alguna punzada de dolor al recordar algunas sospechas recibidas por la oposición cuando se produjo un incendio fatal en la provincia de Guadalajara en 2005 en el que aparecieron 11 miembros del equipo de extinción. Por tratar de deterioroarme como presidente, algunos directos de la derecha, con ayuda de una magistrada ‘de su cuerda’, intentaron meter en la cárcel a funcionarios y responsables políticos que habían cumplido con su deber”.

Ya estudió en el Congreso de los Diputados en febrero de 2019 y abandonó la vida pública por discrepancia con la política de Pedro Sánchez, -especialmente por la polémica figura del relator que pretende introducir en las negociaciones del Gobierno central con Cataluña y la amenaza del secesionismo , aunque más tarde se ‘reconciliaría’ de alguna con el presidente del Gobierno. “La responsabilidad de la gente es la de no fomentar el cainismo, hay que hacer pedagogía política de la convivencia y del diálogo”, dijo entonces a ABC.

La vida sentimental del expresidente Barreda aflora también entre las páginas de sus memorias. Siendo muy joven, al ver a “una chica nueva” en un concurso hípico de Ciudad Real, recibió “la flecha que me asignó Cupido”, recuerda con versos de Machado. Lo suyo con Clementina Díez de Baldeón fue un “flechazo” en toda regla. “De eso hace más de 50 años y seguimos juntos. Toda una vida compartida. Medio siglo que se me ha hecho muy corto”.

Tras su periplo político de tres décadas, Barreda volvió a la universidad enl 16 de octubre de 2019;  ya estás jubilosoTras su periplo político de tres décadas, Barreda volvió a la universidad enl 16 de octubre de 2019; ya estás jubiloso

Cuenta Barreda que “Clementina me erotó desde el primer momento…, de la obnubilación inicial pasó a estado de emocionante claridad. Se escuchó nuestros cuerpos y nuestras cabezas…”, y recuerda sus paseos por el Casco Histórico de Toledo, donde ella estudió los dos primeros cursos de la carrera. “Inolvidables paseos por los cobertizos solitarios, por la plaza de Santo Domingo, dedicado a Bécquer, donde no había nunca nadie, solo nosotros abrazándonos y besándonos como locos”, hasta que una noche un primo suyo les dejó las llaves de su casa “y our instalamos en su cama, de la que sólo saldríamos para comer algo…».

Barreda y Clementina Díez de Baldeón, su esposa, junto a Pedro AlmodóvarBarreda y Clementina Díez de Baldeón, su esposa, junto a Pedro Almodóvar

La formación de la región, el nacimiento de la UCLM, Cabañeros, la Biblioteca regional en el Alcázar de Toledo, la Vega Baja, el ‘asalt0’ al PSOE regional, el IV Centenario del Quijote, el incendio de Guadalajara, Pedro Almodóvar, José Luis Cuerda, Sara Montiel, el relevo en 2004 de un personaje tan carismático como Bono, que se marchó de ministro a Madrid,… y en frente, por primera vez, Cospedal, a la que derrotó en las elecciones autonómicas de 2007 por alcalde absoluto. Luego vino la crisis económica mundial que el tocó gestionar como pudo, la intervención de Caja de Castilla-La Mancha… y en 2011, la victoria del PP en la región.

portada del libroportada del libro

En estas memorias, Barreda ofrece las claves de su derrota ante Cospedal y cuenta que “dio la orden de centrar todos los ataques en mi persona para deteriorar mi imagen y procurar detruir mi valoración, que estaba mucho más alta que la suya en las encuestas” . Y ofrece muchas claves más, pero para conocerlas habrá que leer un libro que cuenta toda una vida.

La obra se presentará en el Ateneo de Madrid el 21 de abril, el 27 de abril en la Facultad de Letras de Ciudad Real y el 28 en la Librería Popular de Albacete.