Vox pone en el punto de mira a Ayuso y rechaza su ley estrella para bajar impuestos con una enmienda a la totalidad

SEGUIR

El resultado de las elecciones en Castilla y León y la fuerza que ha tomado Vox al conseguir trece procuradores y condicionar la mayoría absoluta del Partido Popular ha abierto la guerra entre las dos formaciones políticas por el liderazgo de la derecha española.

La formación de Abascal acaba de dar el primer paso para comentar la presión sobre los populares, y lo ha hecho en la Comunidad de Madrid, donde su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, mantiene un pulso político con la dirección nacional.

El golpe de efecto tiene como protagonista la Ley de Autonomía Financiera con la que Ayuso quiere frenar la intención de Pedro Sánchez de sufrir los impuestos a los madrileños, al aportar por una armonización fiscal.

Un tema que, a priori, ha sido bandera para Vox, como ha sido la bajada de impuestos, pero que hoy ha dado un giro al anunciar una enmienda a la totalidad para tumbar la medida estrella de Isabel Díaz Ayuso en su batalla contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; una reacción que llega tras las elecciones de Castilla y León en las que los populares deberán contar con el apoyo de Vox para gobernar. Se trata de la ley de Autonomía Financiera, aprobada apenas hace un mes con el objetivo de blindar a la Comunidad de Madrid ante las subidas estatales de impuestos.

El portavoz adjunto de Vox en la Asamblea de Madrid, Íñigo Henríquez de Luna, en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Junta de Portavoces de la Asamblea de Madrid, ha llegado a calificar de “chapuza” esta ley y un “disparate «. El diputado madrileño justificó su rechazo a esta “ley trampa” en que se ha hecho sin “contar con Vox” y que Ayuso y el PP habrían puesto el grito en el cielo “si la hubiera presentado Puigdemont en Cataluña, ya que, a su juicio, esta ley tiene que tener un ámbito estatal y que los populares no se habrán atrevido en otras comunidades autónomas.

El PP corrigió a Vox

El portavoz popular, Alfonso Serrano, le ha respondido a Vox que ya conocía el proyecto de ley de autonomía fiscal antes de presentarse y que “no es un proyecto de ley unilateral, antes de presentarse lo conocía Vox, y hasta ayer, lo digo de manera coloquial, había conversaciones“. A su juicio, “existen dos modelos de fiscalidad: el de la libertad, de fiscalidad baja, de bajos impuestos que representa la Comunidad de Madrid e Isabel Díaz Ayuso. Y luego el de la armonización que supone una subida de impuestos a los madrileños que est lo que pretende el Gobier o de Sánchez y Podemos, y se está con uno, o con otro, posiciones intermedias no caben”.

Serrano advierte a Monasterio de que “tiene que elegir con quien está está: o con las bajadas de impuestos o con la armonización fiscal que supone una subida de impuestos a los madrileños. No se puede estar en misa y repicando, no se puede decir que se apoya a Díaz Ayuso en las bajadas de impuestos, y al mismo tiempo estar en contra de una ley que pretende salvar las competencias de la Comunidad de Madrid para poder seguir bajando impuestos , es incompatible. Tendrían que hacer una reflexión al respecto”.

Vox respondió que la ley el registradoron el 19 de enero y el consejero de economía, Javier Fernández-Lasquetty, citó a Rocío Monasterio para hablar del tema el 8 de febrero. Además, que llevan meses pidiendo a Ayuso que baje aún más impuestos en la Comunidad y que esta ley no lo contempla.

La medida de presión de Vox contra Ayuso tiene posibilidades de prosperar, y que la portavoz de Más Madrid, Mónica García, se ha negado a apoyar la enmienda de Vox, ya que ellos han presentado su propia enmienda. García ha afirmado que “no vamos a entrar en los juegos de politiqueo de Vox con el PP”.

Eliminar Impuestos

Desde la formación que encabeza Rocío Monasterio en Madrid, aseguran que dicha norma “no contribuye en absoluto a mejorar la vida de los madrileños y, además, ahonda en las desigualdades entre autonomías contra las que Vox lucha cada día”. Este partido asegura que seguirá “defiendiendo una rebaja fiscal aún mayor en la Comunidad de Madrid, así como la extensión de dicha bajada de al resto de españoles”.

Por este motivo, dicen desde esta formación, Vox ha registrado en la Asamblea de Madrid una enmienda a la totalidad de dicha ley, que «realiza una encendida y marcada defensa del modelo autonómico yy de los principios y criterios establecidos en el sistema de financiación fiscal por el Gobierno socialista de Zapatero”. Desde Vox aseguran que esta enmienda “no afectará al bolsillo de los madrileños” y que buscarán eliminar los impuestos que primero “a las sucesiones entre hermanos o entre tíos y sobrinos”.

En un comunicado, el partido considera que la ley de Autonomía Financiera defiende el modelo autonómico vigente, algo «incompatible» con su Agenda España. “La iniciativa del Ejecutivo regional entiende que la autonomía es por el principio de unidad para pretender que ningún estado normal pueda afectarla, predeterminar la contienda política de la actuación de dicho futuro gobierno nacional, convierte un conflicto político con Pedro Sánchez en un conflicto institucional con el Estado”, apuntan.

Asimismo, defienden que seguirán apoyando “cualquier acción dirigida a reducir los impuestos de los madrileños y rechazará cualquier subida pretendida por el Gobierno de Sánchez”, pero “no ratificará una ley que agrave las diferencias e injusticias entre españoles”. Por eso, añade, “apoyarán cualquier acción que reduzca el gasto político superfluo para poder destinar los recursos a lo verdaderamente necesario”.