Una estelada y 200 independentistas para asediar al juez Marchena en Barcelona

07/04/2022

Actualizado a las 20:31

El gesto lo ha protagonizado la exfiscal jefe de Barcelona Anna Magaldi quien, este lunes, al salir de la conferencia que ha impartido Manuel Marchena en el Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) ha dedicado una paineta a los manifestantes que la han increpado al grito de «fascista». El magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo ha impartido una charla sobre inteligencia artificial y proceso penal, y a las puertas del edificio, convocadas por la ANC y Òmnium, unas 200 personas para protestar contra su presencia en la capital Catalana.

Marchena construyó la condena a los líderes del ‘procés’ y el independentismo quería exhibir músculo en la calle para recibirlo, aunque la realidad, como en los últimos meses, ha sido una baja afluencia de concentrados para increpar al magistrado en la calle Mallorca -donde también se encuentra la Delegación del Gobierno- .

En su mayoría, jubilados, que portaban banderas esteladas y pancartas que rezaban: “Marchena, garante de la violenta dictadura de España”, o “Ninguna lección del estado opresor”, con la imagen del juez boca abajo. Los Mossos d’Esquadra -tanto efectivos de las ARRO como de la Brimo- han desplegado un cordón de seguridad a las puertas del ICAB, donde no se ha producido ningún incidente.

De hecho, los agentes ni si quieren se han colocado los cascos y han mantenido la línea sin ninguna dificultad durante las más de tres horas que ha alargado la concentración. Marchena ya se encontró dentro, y no ha tenido que escuchar los insultos que sí han recibido otros asistentes a la conferencia. “No son juristas, son fascistas” o “fuera ratas”, que han aguantado, entre otros, el letrado José María Fuster-Fabra, y la abogada y concejal de Cs Sonia Reina.

Lo que sí ha vivido el magistrado, ya en el interior del ICAB, es como un grupo de letrados independentistas, agrupados bajo Juristes de Catalunya, ha desplegado una bandera estelada al inicio de su charla, para, acto seguido, abandonar la sala. Fueron unos 20 del total de 200 asistentes, algunos de los cuales, se pusieron en pie para aplaudir a Marchena, al presenciar el desmán.

Imágenes del 1-O

En medio de la calle, las entidades independentistas han plantado una gran pantalla en la que han proyectado imágenes de la actuación de la Policía colgante el 1-O, pero ni si quieren los manifestantes se han acercado. Allí han tomado la palabra el presidente de Òmnium, Xavier Antich, que ha tildado de “represión” el fallo del Supremo, y también su homóloga en la ANC, Dolors Feliu, quien ha reprochado al magistrado que dichos vídeos excluidos del juicio.

Así, a la siete de la tarde, tras varios momentos de exhibición folclórica por parte de los manifestantes, que han entonado cánticos habitales en estas citas -des de ‘Els Segadors’, ‘L’Estaca’ de Lluís Llach al ‘Bella Ciao’ – culminó con una protesta que confirmó la decadencia del soberanismo a la hora de tomar las calles. Marchena ya había abandonado el edificio, sin que se haya registrado ningún incidente.

Informar de un error