Un GPS permitirá seguir el viaje de 13.000 kilómetros de los pollos de cigüeña negra nacidos en Madrid

SEGUIR

Los tres pollos de cigüeña negra que nacieron esta pasada primavera en Madrid están creciendo a buen ritmo y en unos pocos meses, iniciarán su gran viaje de migración hacia las cálidas tierras de África. Más de 13.000 kilómetros de camino en el el acompañará la tecnología: los tres fueron anillados esta semana por expertos de MADBird, la Universidad Complutense y la Consejería de Medio Ambiente -dirigida por Paloma Martín-, para instalar unidades GPS que permitan seguir su trayectoria durante el viaje anual, hasta que vuelvan a los montes madrileños, la próxima primavera.

Testigo de excepción fue el director general de Biodiversidad y Recursos Naturales, Luis del Olmo, quien explicó a ABC que la operación pudo llevarse a cabo gracias a la colaboración de los propietarios de la finca El Rincón, en la localidad de Aldea del Fresno, en cuyo interior decidirá hacer su nido la pareja de padres de los polluelos madrileños.

Con uno de los ejemplares de cigüeña negraCon uno de los ejemplares de cigüeña negra – ALBERTO ÁLVAREZ/CANON

Lo primero fue bajar los ejemplares de su nido. “La cigüeña negra son ejemplos poco comunes; No es la que conocemos de los campanarios de las iglesias, sino una especie que busca espacios muy solitarios para anidar, al abrigo de paredes rocosas, o pinos, cerca de ambientes con humedales o láminas de agua para poder pescar”, explicó el director general .

En este caso, elegiremos un árbol de puerta grande en una finca privada, dando a las actividades humanas su frecuencia menos. Un equipo de expertos trepó con cuerdas hasta el nido y bajó a los ejemplares con todos los cuidados posibles, y la cabeza tapada.

El proyecto de recuperación de las cigüeñas negras en Madrid donde la Consejería de Medio Ambiente se llevó a cabo en colaboración con MAD Bird y la Universidad Complutense, a través de la Facultad de Veterinarios. “Cada año estamos dotando de transmisores de GPS a seis o siete ejemplares recién salidos de los nidos, para conocer sus costumbres, sus traslados, sus vuelos y sus migraciones”, indica Del Olmo.

Vigilancia de los nidos

El anillamiento también permite obtener información muy valiosa de los nidos «durante el período de reproducción, proporcionando con ello una protección importante para evitar molestias y que haya interferencias de actividades», añade.

Pero sobre todo, el GPS le permitirá seguir la ruta que las aves tomen en sus meses traslado hacia África: un grand viaje que cruzará el Sáhara y les llvará hasta más allá de Senegal, donde se instalarán en sus cuarteles de invierno durante varios . Aunque parezca increíble, la próxima primavera encontrarán de nuevo el camino hasta la Península Ibérica, y experimentarán hasta los niños que han dejado sobre los árboles de la sierra madrileña.

Durante décadas pasadas, la especie de cigüeña negra estuvo a tiempo de desaparecer en la región: en 2018 apenas quedaron tres parejas. Los esfuerzos conjuntos de la administración, la universidad y los expertos de MAD Bird han conseguido el nacimiento de los pollos este año y, con ello, se ha conseguido duplicar la presencia de estos ejemplares en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y la sierra al oeste de la región.