¿Sabes qué tipo de piel tienes y cómo deberías cuidarla?

La piel de cada persona es única, pero todas se engloban en cuatro tipos: grasa, mixta, normal y seca. Identificar nuestro tipo de piel es esencial para saber cómo cuidarla y qué cosméticos le van mayor. Además, la piel no es la misma Durante toda la vida. Según el doctor José Luis Ramírez Bellver, dermatólogo de la Clínica Dermatológica Internacional, “la piel depende de la nueva genética, el estado hormonal, los cuidados y los productos que empleemos, el medio ambiente (contaminación) y el clima (húmedo, seco…) en que vivimos”. Aunque la piel mixta o grasa es la más habitual entre los hombres, es posible que tu piel sea normal o seca. Con esta guía vas a prender a conocerla, y así la próxima vez que tengas que comprar una crema hidratante, sabrás cuál elegir.

piel grasa

Estructura del Contenido

La piel grasa es una de las más fáciles de identificar. Tiene brillos, por el exceso de sebo, y los poros estan dilatados. Además, es una piel propensa a sufrir acné. Aunque la piel grasa es más habitual durante la adolescencia, ya que según el doctor Ramírez Bellver, “uno de los factores que influyen en el aumento de la producción de sebácea son las hormonas masculinas (andrógenos)”, es posible también tenerla en la edad adulta, por genética o por el uso de cosméticos no adecuados. El cuidado más importante en esta piel es la limpieza con productos específicos. “Si además hay puntos negros o blancos se puede realizar una exfoliación 1-2 días a la semana. Los productos que se utilizan a diario (hidratantes, fotoprotectores…) deben ser no comedogénicos y libres de aceites, para no empeorar la situación, preferiblemente en forma de geles”, aconseja el médico. Si sufre de acné, debe consultar a un dermatólogo para determinar el mejor tratamiento.

De izquierda a derecha: Gel purificante antiimperfecciones de Jowaé (13€); la crema hidratante T-Pur Anti Oil & Shine Gel de Biotherm Homme (43 €); Crema-Peel exfoliante para pieles grasas de SkinClinic (45,90€). -DR

piel mixta

Otro tipo de piel muy común entre los hombres es la piel mixta que se caracteriza por tener más grasa en la zona T (frente, nariz y barbella) y normal o seca en las mejillas. Los principales retos de la skin mixta son la hidratación y el control de los brillos. Los expertos de la tienda online www.nutritienda.com explican que “para conseguir el equilibrio entre las dos zonas, la clave está en limpiar bien el rostro y usar los productos adecuados. Hay que limitar la limpieza a dos veces al día (mañana y noche), optar por productos libres de aceites y no comedogénicos, y no olvidar que también necesita hidratación. Lo ideal sería utilizar dos cremas, una oil free en la zona T y otra más untuosa para las zonas secas del rostro». Si desea la mixta de piel, verifique que las cremas humectantes y demás productos de belleza hayan sido formulados para ella, algo que siempre debe aparecer en el envase o en la caja.

De izquierda a derecha: Limpiadora Super Purifying Gel para skin mixta de Dra.  Schrammek (52€);  Mascarilla en barra con Bio Menta acuática y arcilla de Klorane (15,75 €);  Gel Crema Ultra Facial Oil Free de Kiehl's (16,50€).De izquierda a derecha: Limpiadora Super Purifying Gel para skin mixta de Dra. Schrammek (52€); Mascarilla en barra con Bio Menta acuática y arcilla de Klorane (15,75 €); Gel Crema Ultra Facial Oil Free de Kiehl’s (16,50 €). -DR

piel seca

Aunque hay personas que pueden tener la piel seca por genética, en general, es un tipo más habitual conforme pasan los años. La piel seca, como explica la doctora María José Maroto, dermatóloga y miembro de Top Doctors, “carece de lípidos e hidratación. Es una piel de aspecto áspero y tirante, con menos elasticidad. Se agrieta con facilidad, puede picar e inflamar, y es sensible a factores ambientales externos”. La piel seca sufre mucho, por ejemplo, en invierno, por las bajas temperaturas, que pueden llegar a provocarle irritaciones. Además, uno de estos inconvenientes es que envejece antes que la piel grasa o mixta, ya que la falta de hidratación provoca arrugas prematuras. El cuidado más importante de la piel seca es la hidratación. Utilizar cremas hidratantes, formulaciones para pieles secas, imprescindibles para evitar el sarpullido que puede causar la ser muy moleta, y también protegerla de los factores ambientales. A la hora de limpiarla, es recomendable elegir limpiadores en crema o que incluyan aceites. Además, les va muy bien aplicar una mascarilla hidratante un par de veces a la semana.

De izquierda a derecha: Limpiador Gel Crema Truth Juice Daily Cleanser de Olehenriksen (28,99 €, en Sephora);  Crema hidratante para pieles secas The True cream – bomba hidratante de Belif (35,99 €, en Sephora);  Mascarilla facial de hidrogel hidratante y efecto recarga-pilas de Siwon Men Care (28,95 €).De izquierda a derecha: Limpiador Gel Crema Truth Juice Daily Cleanser de Olehenriksen (28,99 €, en Sephora); Crema hidratante para pieles secas The True cream – bomba hidratante de Belif (35,99 €, en Sephora); Mascarilla facial de hidrogel hidratante y efecto recarga-pilas de Siwon Men Care (28,95 €). -DR

Piel normal o equilibrada

Es la piel más de aspecto más sano. La doctora Maroto lo describe así “es suave y elástica, de tono rosado, con los poros pequeños. No es sensible ni reactivo, y presenta pocas imperfecciones”. Si tu piel es normal, seguro que tampoco puedes descuidarla. Para mantenerla sana, tienes que limpiarla dos veces al día con un limpiador facial, e hidratarla con una crema para piel normal.

De izquierda a derecha: Gel hidratante energizante y antifatiga 3 en 1 de Lierac Homme (19,90€);  Limpiador facial Clarins Men (33€);  Crema hidratante multiusos Sauvage de Dior (35,95 €, en Druni).De izquierda a derecha: Gel hidratante energizante y antifatiga 3 en 1 de Lierac Homme (19,90€); Limpiador facial Clarins Men (33€); Crema hidratante multiusos Sauvage de Dior (35,95 €, en Druni). -DR

Uno de los cuidados que todas las pies necesitan a diario est la protección solar, solo tienes que elegir el mejor producto según sea tu piel grasa o mixta (no comedogénicos y oil free), seca (con activos hidratantes) o normal.

Por otra parte, recuerda que, independientemente, de tu tipo de piel, todos podemos sufrir en algún momento sensibilidad cutánea. La piel sensible no es un tipo de piel, sino un estado que puede estar generado por la genética, pero también por factores externos como la calefacción, el aire acondicionado, elviento, la contaminación, los ambientes secos, el sol…

Temas

PielCremasDermatologíaCosméticaBelleza