Primera Semana Santa sin actos religiosos de la Familia Real

SEGUIR

Esta Semana Santa será la primera en la que los Reyes no asistirán tienen un acto religioso de manera pública. El próximo domingo tendrá lugar la misa de Resurrección en la catedral de Palma de Mallorca y por primera vez no contará con la presencia de la Familia Real.

Don Felipe y Doña Letizia no asistieron a esta liturgia desde 2019, entregándoles las fotos por última vez en la salida del templo junto a sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía. Fue la última Semana Santa antes de la pandemia y les acompañó el Reina Sofía. Allí escenificaron que la discusión entre la madre de Felipe VI y Doña Letizia era cosa del pasado, de un año atrás, el último en el que estuvo Juan Carlos I.

La misa del domingo de Resurrección en Palma nunca aparece en la agenda de la Familia Real que financia la Casa de SM el Rey. Este año tampoco figure y, según parece, no cabe la posibilidad de que los Reyes y sus hijas vayan.

La asistencia de la Real Familia ha sido su liturgia sempre ha basado en una tradición, estrictamente ligada a que pasaban las vacaciones de Semana Santa en el Palacio de Marivent, sur residencia estival en Mallorca. De ahí que el domingo de Resurrección acudieran a la catedral de Palma para una misa que -a excepción de invitaciones o ceremonias familiares- suponía el único religioso de los que se celebran estos días en el que se vio a la Familia Real. Recientemente solo hay otro antecedente en 2015, cuando Don Felipe estuvo en las procesiones de la Semana Santa de Sevilla.

Más allá de creencias, la misa de la catedral de Palma fue una oportunidad para ver a la familia reunida en una ceremonia que también demuestra fe religiosa también es una manifestación cultural, derivada de la tradición católica española, que traspasa lo estrictamente litúrgico.

Aun así, que la imagen de la Familia Real en la puerta de la catedral de Palma no se vaya a repetir este año -al menos, de momento- confirmó que los tiempos están cambiando y que la Casa Real funciona de otra forma. Entre esos cambios, no es ninguna novedad que los Reyes no pasen en el Palacio de Marivent el mismo tiempo que estaban Juan Carlos y Doña Sofía. De hecho, la madre del Rey ya se encuentra allí, junto a su hermana Irene de Grecia. Juntas acudieron el lunes tiene un consejo solidario que organizó Proyecto Hombre en la catedral.

La princesa vuelve a casa

Hasta hace unos años, Don Felipe y Doña Letizia iban a la misa del domingo de Resurrección, se quedaron a la comida que organizaba Doña Sofía y después se volvieron a Madrid. Ahora el modelo de vacaciones de los Reyes, el de su unidad familiar, es otro. En este sentido, este año influye que Princesa Leonor se encuentre estudiando fuera de España. Hoy, Jueves Santo, próximamente de vacaciones está previsto que aterrice en Madrid en una vista comercial desde Londres. Permanecerá en España hasta el 24 de abril.

La última vez que se vio a la Princesa Leonor fue hace seis meses, en la entrega de los Premios Princesa de Asturias. Esta semana, acudirá a dos acciones que despertarán gran interés a la Heredera de la Corona, uno de aspecto social y otro relacionado con la ciberseguridad. El sábado por la tarde visitará el centro de Recepción, Acogida y Derivación (Creade) de refugiados ucranianos, de Pozuelo de Alarcón (Madrid) junto a los Reyes y la Infanta Sofía. El miércoles que viene asistirá en solitario a las jornadas “Disfruta de Internet con seguridad”, que organiza el Instituto nacional de ciberseguridad (Incibe).