Por qué resulta tan importante saber elegir un buen sujetador deportivo

SEGUIR

El auge del ‘athleisure’, o lo que es lo mismo, las tendencias deportivas en diferentes registros de la vida cotidiana que van más allá del gimnasio no es ninguna novedad, pero lo que sí que resulta llamativo es que desde que comenzase la pandemia todo lo relacionado con la moda fitness es sinónimo de éxito; y es que llevar un estilo de vida activo se ha convertido en uno de los principales objetivos de los nuevos tiempos.

Más del 80% de mujeres no llevan la talla correcta de sujetadorMás del 80% de mujeres no llevan la talla correcta de sujetador – © Instagram: @underarmour

Resulta bastante paradójico que en el ámbito femenino, una de las premios a las que menos atención se le service al sujetador, pero hay etstudios muy interesantes que así lo confirman, como el realizado por la Universidad de Portsmouth, en el que afirman que el 44 % de las encuestadas que realizaron ejercicio de forma habitual no utiliza un sujetador específico para entrenar.

De este grupo además, un 72% asegura sentía molestias en las tejas. Luego confirmamos que si usamos más del 80% fue incorrecto y aseguramos que no nos sentimos cómodos. Entonces, ¿por qué no se le da la atención que merece?

“La ignorancia es un arma muy potente y por desgracia una gran parte de las mujeres no para a pensar en todos los movimientos del pecho cuando se hace deporte, así como sus consecuencias”, explicó a ABC Estilo la Dra. Joanna Wakefield-Scurr, Jefa del Grupo de Investigación en Salud Mamaria de la Universidad de Portsmouth, que entre otros proyectos, ha formado parte de l’Equipe detrás del déarrollo de l’subjetador Infinity de Under Armour, que utiliza espuma líquida inyectada para apoyar la forma natural en que se mueven los senos Durante el ejercicio.

Cada disciplina necesita un tipo diferenteCada disciplina necesita un tipo diferente – © Instagram: @underarmour

Cuenta además que la oscilación del pecho puede ser de hasta 20 centímetros y que puede provocar incluso roturas en la piel y los tejidos. “El movimiento además no es solo hacia arriba y abajo, también van de derecha a izquierda y hacia adentro y hacia afuera”. De modo que independientemente de si está sosteniendo el pecho más o menos grande, por cuestiones hormonales suelen sufrir dolores a lo largo del ciclo menstrual, los movimientos son similares tanto en senos grandes como en los más pequeños.

“Como consecuencia de no llevar la sujeción adecuada, se puede dañar el tejido dentro del seno y la piel, además de alterar la ejecución natural de los movimientos, que se realizan de forma inconsciente en un modo determinado para reducir esas molestias. Una vez que el tejido de soporte (llamado Ligamentos de Cooper) alrededor del pecho se estira, no recuperará su forma. Eso significa que una vez que los senos empiezan a caer, ya no hay vuelta atrás”.

Las claves para dar con el modelo adecuado

En primer lugar, Joanna ha insistido en diferenciar el tipo de disciplina que se va a realizar y en función de serlo elegir un modelo u otro. Recomienda también apostar por diseñadores confeccionados con tejidos elásticos en 4 direcciones que permitan una mayor movilidad.

Hay que cambiar con frecuenciaHay que moverse con frecuencia – © Instagram: @underarmour

Una vez que ya se haya dado con el tipo de sujeción, hay que tener en cuenta que la banda situada bajo el pecho sujeto pero sin oprimir, y que el elástico sea de calidad para que no se dé de sí con los usos. En cuanto a los tejidos, decántese por las fibras naturales, que no tengan costuras, que sean transpirables y de secado rápido. Por último, no hay que olvidar renovarlo con frecuencia, cada dos años como mucho ya que de ese tiempo ya ni sujetan ni protegen como antes.