Palma, epicentro del flamenco presentado por Paco de Lucía

Paco de Lucía diseñó la Ibiza de los hippies y la apacible Menorca pero prometió no moverse de Mallorca cuando un amigo le invitó a su casa de Palma frente al mar. Decía que había “la paz y la tranquilidad” que necesitaba para componer, para ir a la playa con sus hijos y “comer un pescaíto frito”. Murió en 2014 tras un infarto pero, años después, el vínculo entre la capital Balear y el artista de Algeciras ha durado. Su tierra de acogida afianzada por segundo año consecutivo el ‘Festival Paco de Lucía. Palma Flamenca’, que convierte a la capital balear en epicentro mundial del flamenco.

“Parecía una utopía y ya estamos en la segunda edición”, ha celebrado la viuda del músico, Gabriela Canseco, durante la presentación del festival este martes en Palma, emocionada de que el legado del artista “consolida”. “A Paco lo que más le interesaba era difundir el flamenco, darle fuerza”, ha recalcado.

Estrella Morente acogerá el Cartel de esta segunda edición del Festival Paco de Lucía Palma Flamenca Mallorca, que se celebrará en los Teatros Principal y Xesc Forteza, del 1 al 5 de marzo en la capital balear. Morente no asistió a la presentación por un problema de salud pero su actuación está prevista el 1 de marzo. El año pasado fueron sus hermanos Soleà y Kiki los encargados de inaugurarlo.

Esta es la segunda edición del festival que contará, además, con Antonio Sánchez, guitarrista y sobrino de Paco de Lucía, que actuará acompañado de Simfovents en el Conservatorio Superior de Música, el 2 de marzo. Rocío Molina y Yerai Cortés actuarán el día 3 de marzo en el Teatro Municipal Xesc Forteza, el día 4 tocará y encenderá Rocío Márquez y Bronquio.

El cartel se cerrará el 5 de marzo con Rancapino chico, considerada una de las grandes promesas del flamenco puro, en el Teatre Municipal Xesc Forteza. Al mismo tiempo, el festival acogerá actividades complementarias, como la actuación de la bailaora Rocío Molina, Premio Nacional de Danza en 2010 y León de Plata en la última Bienal de Venecia, en el Museo Es Baluard o la exposición fotográfica ‘Agua’ de Lola Álvarez en el fondo CaixaForum.

Paco de Lucía, en Mallorca Efe

Durante la presentación del festival se proyectó un documental producido por IB3 y dirigido por Peter Echave en el que se desgranaban algunas anécdotas de la vida del artista en la Isla. «Le pedí que me dijera cuánto costaba su colaboración en mi disco y me dijo que le pagara con media docena de melones de Vilafranca, de mi pueblo», confesaba entre risas el cantautor Tomeu Penya en este reportaje, haciendo referencia a ‘Paraules que s ‘endú es vent’, el vigésimo tercer disco de su carrera, publicado en 2007.

El festival ha contado desde el inicio con el apoyo del Ayuntamiento de Palma y del Consell de Mallorca, y desde esta edición se suman el Govern y CaixaForum. Tanto Bel Busquets, vicepresidenta del Consell y titular de Cultura, como Antoni Noguera, teniente de alcalde de Cultura en el Ayuntamiento de Palma, han recordado que este festival es “un retorno de Mallorca a Paco de Lucía” por su cariño a esta tierra.

Todos los beneficios irán destinados a la Fundación Paco de Lucía, para “dar oportunidades” a jóvenes artistas emergentes y colaboradores en proyectos sociales y de investigación. “Queremos seguir teniendo una mano en la tradición y otra en la innovación”, finaliza el vídeo de Paco de Lucía y también presidenta de la Fundación.