¿merece la pena el nuevo SE?

SEGUIR

Apple ha entrado por la puerta grande en 2022. La empresa de la manzana apenas ha acorralado a par de meses del presente año antes de presentar nuevos productos, entre ellos, un iPad Air y la tercera generación del teléfono de gama media de la firma : el iPhone SE de 2022, que cayó en manos de ABC hace exactamente una semana. El terminal, de pantalla reducida y diseño casi ‘retro’, tiene poco que ver con los iPhone 13, los grandes barcos de la compañía. Sin embargo, no implica que quien decidió lanzar un terminal por el pequeño y ligero vaya a cometer un error. Por otro lado, posiblemente la mejor opción disponible en el ecosistema de Apple para el usuario correcto, que no necesita la mejor cámara ni un panel más grande, solo un teléfono competente tiene un costo más bajo de lo posible.

Para quien esté acostumbrado a los grandes gama alta, ou utilice en el día a día un iPhone 13 Pro Max, como es nuestra funda, tenga en la mano el SE es como montar en una máquina del tiempo. Además, hay un terminal que recuerda mucho (muchísimo) al viejo iPhone 7. Durante las pruebas, por tanto, hemos pasado de utilizar un dispositivo enorme, de 6,7 pulgadas de pantalla, con una de las májores cámaras del mercado, gran autonomía y reconocimiento facial, tiene un dispositivo mucho más reducido y limitado.

Como un iPhone 7

A diferencia de los últimos grandes ‘smartphones’ de Apple, el SE no cuenta con tecnología de reconocimiento facial. En su lugar, la firma de la manzana recuperará su lector de huellas, el Touch ID. Una herramienta muy útil y que en este periódico hemos extrañado mucho Durante los últimos dos años de pandemia. Básicamente, porque lo de desbloquear el móvil con mascarilla mediante el lector de la cara ha sido misión imposible con terminales de la manzana hasta hace apenas unos días. Y lo de realizar pagos a través del móvil en tienda resulta bastante más incómodo cuando tienes que estar atento de meter un código en pantalla.

Más allá, la pantalla del SE, como décimos, es muy reducida, quedándose en las 4,7 pulgadas. Además, nos encontramos con las clásicas franjas negras en la zona superior e inferior del panel que hacen que sperdicie mucha superficie. Teniendo esto en cuenta, queda claro que este no es el móvil más indicado para todos aquellos que están acostumbrados a consumir contenido en ‘streaming’ en el móvil. Tampoco para jugar videojuegos.

Con todo, acostumbrados a utilizar un ‘smartphone’ de grandes dimensiones, llevar en el bolsillo uno que apenas pesa 144 gramos se agradece. El agarre es muy bueno y resulta muy cómodo de usar.

El mismo chip que el iPhone 13

De hecho, el iPhone SE y los iPhone 13 no tienen nada que ver. Lo único que comparte es el chip A15 Bionic, fabricado por la propia Apple. Gracias a este, el dispositivo funciona de forma fluida en todo momento, independientemente de la cantidad de aplicaciones que tengamos abiertas, no hemos notado ningún problema durante las pruebas.

Este ‘motor’ también permite que las fotos y los videos que es capaz de tomar el móvil sean de buena calidad. Y eso que estamos hablando de un dispositivo que solo cuenta con un sensor de 12 MP en la parte trasera. Nada de doble o triple cámara, que es lo que estamos acostumbrados a ver en terminales de esta gama lanzada por otras empresas.

Imagen capturada con iPhone SEImagen capturada con iPhone SE – RA

Suponiendo que el dispositivo ofrezca un rendimiento razonablemente bueno a nivel fotográfico, no implica que los resultados que se pueden esperar estén más cerca del iPhone 13 Pro Max o como resultado de estos pequeños pequeños. Y tampoco pasa nada. Si nos conformamos con una cámara satisfactoria, capaz de captar buenas imágenes para someterlas a redes sociales o compartir con amigos, con la del SE el usuario tiene suficiente.

Respecto al almacenamiento, el terminal está disponible en muy distintas versiones, desde 64, 128 y 256 GB. Aquí, ya, en función de las necesidades de cada uno o de si tiene contratado algún servicio de almacenamiento en la nube. Respecto a la duración de la batería, alcanza el día completo, pero a duras penas. Todo depende de dónde use el dispositivo y dónde lo escuche para un uso normal. Con todo, si haces con el terminal, te recomendamos que tengas cerca el cargador, por si las moscas.

¿Merece la pena?

El iPhone SE es un terminal competente, con un gran chip y compatible con iOS 15. Apple, además, ha prometido que los usuarios podrán seguir el sistema operativo sin problemas durante “los próximos años”. Teniendo esto en cuenta, y que el precio de los 529 euros, est posiblemente el terminal plus que puede adquirir un usuario corriente que ne necesite la plus cámara del mercado ni la pantalla más grande. Al menos, si estamos hablando de un iPhone. Si nos fijamos en el Android Market, no cabe duda de que el usuario ha conocido las prestaciones del terminal con un diseño mucho más moderno y un mejor rendimiento fotográfico. También con una pantalla más grande y una mayor autonomía.

En todos los casos, de nuevo, si necesitas un móvil ‘premium’ que levante el portátil mordido en la trasera, si no, lo más probable es que te compres un iPhone 13 o, incluido, un iPhone 12. Dos familias de ‘smartphones’ capaces de colmar todas las expectativas. Sin embargo, obviamente, habrá que rascarse más el bolsillo.