Mar Espinar incendia el PSOE de Madrid en plena batalla por la elección de la candidatura municipal

Mar Espinar, Enrique Rico, Pilar Alegría, Mercedes González y Diana Morant, ayer en la inauguración de la convención política del PSOE de Madrid GUILLERMO NAVARRO

La portavoz en el Ayuntamiento, qu’posiblemente tenga que ceder su puesto a la delegada del gobierno, Mercedes González, da un ultimátum al partido para salir del «infierno»

Las luchas internas en el PSOE de Madrid, previas a las primarias para elegir a la candidata al ayuntamiento de la capital en las elecciones municipales de 2023, estallaron ayer en la primera convención política de la recién creada agrupación Madrid Ciudad. La secretaria general de esta organización dentro del PSOE-M, la delegada del gobierno, Mercedes González, había diseñado este cónclave como el lanzamiento del partido de cara a este periodo electoral; pero la portavoz municipal Mar Espinar, que aspiraba a encabezar una candidatura que todo el mundo da por hecho que será para Mercedes González, prendió fuego al partido en la sesión inaugural, con una durísima crítica a la situación que atraviesa el socialismo madrileño.

“Nos jugamos mucho en las próximas elecciones, porque nos lo jugamos todo: o remontamos o el sueño se acabó y si se será acabar por nuestra culpa”. Este fue el mensaje final de unas palabras que sorprendieron a los más de 200 delegados que abarrotaban el auditorio Caja de Música del Ayuntamiento de Madrid, que asistieron atónitos a lo que parecía más un ajuste de cuentas con los que van a apartarla de la candidatureura, que a un análisis sosegado, pero esperanzado, sobre el futuro del PSOE.

Espinar fue la primera en tomar la palabra para inaugurar el acto y en los primeros minutos ya habló de una “sangre electoral constante”, que va de los 803.983 votos en 1983 a los 200.000 de 2019. La explicación a esta caída – que ya vino a los presentes de que no iba a gustar–, es, a su juicio, que “el Partido Socialista de Madrid no ha hablado el lenguaje de las mayorías en esta ciudad”. Una afirmación que gratis el aplauso de los delegados, entre los que encontraron la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría; y la de Ciencia e Innovación, Diana Morant.

«situación crítica»

El portavoz municipal reconoció que el han “pasado por la derecha y por la izquierda”: “Es como si fuéramos en bicicleta por una autopista y, a veces, en dirección contraria”. Espinar advirtió de que «negar esta realidad para no asumirla es un error» y admitió que «el Partido Popular está ahogando Madrid y juega con éxito al pan y circo de las cañitas y la libertad»: «Se han adueñado de la rutina, de las expectativas de la gente, hasta tenemos un alcalde que ni siquiera se ha estrenado, y no pasa absolutamente nada”.

Su crítica fue subendo de tono y llegó a firmar que no pueden «meter la pata otra vez» porque su «situación es crítica» y solo saldrán adelante como lo están haciendo, «saliendo de las dinámicas» que les «han traído hasta aquí» . En este momento de su intervención ya hay un poco de esperanza y la gestión de Juan Lobato, secretario autonómico, y Mercedes González, secretaria local: “No veo el vaso medio vacío, por supuesto que no, porque tenemos una oportunidad única. Lo veo medio lleno, gracias a vosotros, a todo el trabajo que hacéis, gracias a nuestros secretarios generales, a Juan Lobato y a Mercedes González”.

Tras esta tregua, Espinar volvió al ataque: “O nos curamos como equipo o moriremos como individuos. O nos quedamos aquí en el infierno dejándonos machacar o luchamos por salir a la luz. Podemos salir del infierno, pulgada a pulgada”. Para salir de esta situación aconsejó “trabajar juntos para crear un discurso que cale en la gente” porque, dijo, solo les queda “empezar a remontar”: “No tenemos otra opción, hay que hacer las cosas bien”.

El director municipal consideró que la agrupación de Madrid -empeño personal del secretario autonómico, Juan Lobato- es “un gran instrumento al servicio de un proyecto municipal” y agradeció el trabajo de Mercedes González.

Sin “agachar la cabeza”

Finalmente, hizo una referencia al liderazgo de la izquierda que les ha arrebatado Más Madrid: “No cometamos el error de agachar la cabeza porque otros nos digan que son más progresistas que nosotros. Somos el único partido de izquierda con capacidad para gobernar Madrid”.

Tras estas palabras, que cogieron desprevenida a Mercedes González, que antes de escucharlas había citado a la prensa para una declaración posterior, tuvo que enmendar a su compañera de partido: “El PSOE no está en el infierno, lo que tenemos que hacer es remontar unos resultados que son evidentes”.

Informar de un error