Madrid piedra 25.648 vecinos y marca sobre mínimo de nacimientos

SEGUIR

Madrid perdió el año pasado 25.648 vecinos, un 0,8 por ciento de su población. Es el segundo año consecutivo que la capital desciende en número de habitantes que pesa sobre la tendencia alcista vivida en el periodo 2015-2019, por lo que en 2020 la ciudad ha adquirido 22.420 habitantes. Paralelamente, aumentará el número de infantes: en 2021 habrá 25.457 bebés, donde se registrará un nuevo mínimo en la serie histórica y se estimará que habrán muerto 6.000 infantes menos.

Por su parte, las defunciones acercan a los valores anteriores a la pandemia del Covid-19: hubo 10,270 desaparecidos menos que en 2020. En los años anteriores dicho crecimiento fue de carácter positivo, aunque con una tendencia decreciente.

Otras 110.174 personas trasladaron su residencia a otros municipios de España desde Madrid, mientras que solo se mudaron a la capital 86.480 personas procedentes de otras localidades del país. Esto supone, por tanto, una pérdida de población por la diferencia entre entradas y salidas de 23.714 personas. Hasta 2018, y como consecuencia de estos movimientos interiores, la ciudad conseguía aumentar sur población residente, pero ha crecido de forma significativa su carácter negativo en los dos últimos años.

Un 37% de los venezolanos

No obstante, el ejercicio pasado, cuando la movilidad internacional ya no estaba tan restringida como en el año anterior, se produjeron 73.422 altos procedentes del extranjero. Son 18.107 más que en 2020, aunque sin alcanzar los niveles previos a la pandemia. El 37 por ciento de los nuevos empadronados provienen de Venezuela (8.146), Colombia (7.697), Perú (6.824) y Argentina (4.428). Entre los países europeos, destacan las procedencias del Reino Unido (2.382). Por nacionalidad, los españoles suponen el 19 por ciento de las altas, seguido de venezolanos (9.7 por ciento) y de colombianos (9.6 por ciento).

El número de bajas por traslados al extranjero incrementó en 2.091 personas respecto al año 2020, pero esta cifra aún dista de las salidas registradas desde 2012, donde salieron cerca de 14.000 personas al año. El país de destino más habitual es Reino Unido (1.756), seguido de Estados Unidos (959) y Alemania (662). El 87 por ciento de estas salidas son realizadas por españoles.

Por todo ello, el saldo migratorio exterior supone un importante factor de incremento de la población en Madrid a lo largo de toda la serie con una tendencia ascendente evidente, la cual se vio vio rrumpida en 2020, aunque se ha recuperado en el último año.

hacia la periferia

Cada vez que cambia la residencia en la ciudad, la que experimenta un mayor incremento es la última, se observa la pérdida de residentes en los distritos centrales y el aumento en otras localidades de la periferia. Carabanchel (255.514), Fuencarral-El Pardo (246.281), Latina (237.048) y Puente de Vallecas (235.638) son los más poblados, al acumular casi el 30 por ciento de la población municipal; mientras que Moratalaz (92.390), Vicálvaro (79.328) y Barajas (48.404) son los que cuentan con menor número de residentes. A finales de 2021, sólo Vicálvaro (3.843), Hortaleza (1.789) y Villa de Vallecas (84) aumentan la población empadronada. En términos relativos, Barajas es el que pierde más población.

En conjunto, se produjeron 242.063 visitas domiciliarias, unas 55.600 más que el año anterior, lo que supone una cifra superior a la de 2012. Vicálvaro (2.821), Hortaleza (1.674) y Fuencarral-El Pardo (1.363) son que ganan más población como consecuencia del traslado de empadronados en otros municipios, así como de residentes en otros distritos. En la situación de opuesta se ciñen Centro (-2.194), Salamanca (-1.659) y Chamberí (-1.468).