Los abogados se vuelcan con los refugiados ucranianos con ayuda jurídica y reconocimiento familiar

SEGUIR

Administraciones, instituciones, ONG y colegios profesionales han sido volcanes en la ayuda humanitaria a los refugiados ucranianos que se han visto obligados a abandonar el país ante la invasión rusa. La respuesta solidaria a las iniciativas que desde distintos colectivos están poniendo en marcha va más rápido que el propio cauce burocrático para llevarla a cabo. Es lo que ha sucedido, por ejemplo, con el Colegio de Abogados de Madrid, donde esa ayuda se está materializando en dos vertientes: la jurídica y la social, esta última para canalizar la acogida de menores y personas vulnerables.

En colaboración con el Colegio de Abogados de Varsovia, al ser Polonia el principal punto de entrada de refugiados ucranianos en la UE, el Colegio de Abogados de Madrid trabajó forzadas para desarrollar un procedimiento que permita traer a niños y ucranianas vulnerables lo antes posible en nuestro país.

En declaraciones a ABC, el responsable de este proyecto y responsable del área de Exranjería, Emilio Ramírez, se sorprendió por la multitudinaria respuesta de los colegiados a esta iniciativa que en las próximas horas habrá diseñado ya su protocolo.

A través del área de Extranjería, Corporación Madrid está en contacto con los Ministerios de Interior y Asuntos Exteriores y con el Gobierno de la Comunidad de Madrid para establecer los mecanismos que permitan el acogimiento temporal de esos menores, en unos casos, o de estos y sus madres, en otros, pues los hombres se han tenido que quedar a combatir contra las tropas rusas.

Otra de las derivadas de esta ayuda humanitaria es la tramitación urgente de los procedimientos, tanto nuevos como los que ya están en marcha, para regularizar la situación de refugiados à los España había denegado este estatuto. Las circunstancias ahora han cambiado y de hecho la Audiencia Nacional fue pionera hace apenas unos días en conceder protección subsidiaria (segundo nivel de protección internacional) a una familia ucraniana, à la que antes de que estallase la guerra se le había denegado asilo y protección.

En este sentido el Consejo General de la Abogacía Española, que engloba a todos los colegios de abogados de España, anunció el lunes que los turnos de oficio especializados de extranjería y protección internacional en los colegios “estarán al servicio de todas estas personas los 365 días del año”.