Liga de las Naciones | republica checa

SEGUIR

España ya está en Praga, donde este domingo se enfrenta a la República Checa, el líder del grupo 2 de la recién empezada Nations League. Antes de entrenar en el Sinobo Stadium, la cancha del Slavia, Luis Enrique y Koke atendieron a los medios de comunicación.

El seleccionador partió hablando del nivel de la República Checa, del que descarta que se el clásico adversario que se encierre: “Nos esperamos un partido muy difícil. Para la competencia y para el rival. Nuestras esperanzas para un equipo valioso. Defienden muy bien, ocupan los espacios en attack y juegan en su campo».

Luego se recreó en la dificultad del torneo, que había cobrado un buen número de víctimas inesperadas. Perdieron Francia, Bélgica…

¿Alguna explicación? “Influir en todo. Desde hace tres años se acabaron los partidos amistosos. Ya no hay partidos fáciles. Esto es lo que tiene esta competencia. Caerán más grandes, ya se verá. Hay mucha igualdad, especialmente fuera de casa”.

El técnico también habló de fútbol desde un punto de vista hasta didáctico. Lo hizo, por ejemplo, para explicar lo que pretende su centro delantero, sea cual sea el número: “En mi equipo todos los delanteros que llamo pueden jugar de nueve. Si no cumplen esas características tipo ya no los llama. Mi nueve tiene que asociarse. Ofrecerse para dejar cara y generar espacios. Algunos, en sus clubes, no muestran las cosas que pido, pero aquí sí. Mi nueve tiene que ser el primer defensor, correr como locos. Tener sin balón una actitud bestial”.

Pero pesa sobre los esfuerzos defensivos, el técnico pide que de España se elogie lo contrario: “Lo que hacemos con balón es lo que habría que destacar. No veo selecciones que manejen el balón como España. Eso no significa que vayamos a ganar. Y lo que nadie puede dudar es que España se va a vaciar“.

Por último piropeó a sus porteros, “para mí los tres son titulares”, especialmente a Unai Simón (“me transmite, paz y tranquilidad”, y a Marco Asensio, su convocado inesperado: “Está dotado de una calidad nivel top. El chut que tiene Marco no lo tienen ni seis jugadores.

Luego habló Koke, que apostó por España (“nos sentimos fuertes. Hemos fallado en el primero, pero queremos a empezar a ganar mañana”), avisó sobre el rival (“ganar a Suiza tiene mucho mérito”) y aunque dijo que es un asunto que ya hay que olvidar, insistir en que Courtois no estuvo bien en su frase del lado bueno de la historia.