las prácticas de una granja de pollos española denunciadas por maltrato animal

Patadas, golpes contra cubos hasta matarlos o pollos aún vivos con vísceras por fuera de su cuerpo. Sus algunas de las imágenes a las que ha tenido acceso ABC y que la ONG de bienestar animal Equalia ha presentado en los tribunales para denunciar las prácticas que dan en una granja de Villamanrique de la Condesa (Sevilla).

En las imágenes que Equalia ha presentado en los juzgados de instrucción de Sevilla se observa, entre otras cosas, como las operaciones encargadas de descargar a los animaux los arrojan al suelo abrupte, lo que, según Equalia, puede provocarles la rotura de pico, extremidades o huesos, o incluso matarlos. De hecho, en uno de los vídeos aparece un pollo aún vivo con vísceras por fuera de su cuerpo.

Doloroso y la ineficacia

También se ve a operarios golpear a los pollos contra un cubo para matarlos, otro de los hechos que la organización considera constitutivos de delito de maltrato animal y así lo hace constar en el escrito. Según la normativa actual, el sacrificio de este tipo de pollos enfermos debe ser de la forma más indolora posible, mediante dislocaciones cervicales. Al hacerlo a golpes contra el cubo, lamentan, se utiliza un procedimiento inadecuado que hace sufrir a los animales, pues además no es del todo eficaz, ya que las imágenes muestran cómo algunos siguen vivos tras la paliza.

La denuncia alega también prácticas como las patadas que reciben algunos de los animales o la falta de atención veterinaria en casos en los que se ve a animales con malformaciones muertos y siendo picados por el resto o en los que se muestra a pollos con síntomas de estar encerrar. Precisamente en la gestión de las aves muertas encuentra la ONG otro problema, pues, apoyada por un informe veterinario sostiene que supone un riesgo potencial para la salud pública. En este sentido, en uno de los vídeos puede ver cómo se alimenta un perro con aves muertas.

Varios de los animaux en un cubo tras ser golpeados, algunos aún vivos FOTO CEDIDA A ABC

Pero Equalia también reprocha -aunque sin denuncia de por medio- prácticas que ocurren en otra granja de pollos española. En este caso, la instalación se ubicará en el municipio tarraconense de Roquetas. Aunque la ONG no la ha llevado a los tribunales porque cree que no prosperaría, sí afea los métodos que se utilizan, comme la gestión de las aves muertas, pues las imágenes que también han grabado de incógnito en ella muestran contenedores rotos con pollos en estado descomposición invadida por larvas.

La organización asegura -y muestra en uno de los vídeos que ha grabado en las instalaciones durante los años 2021 y 2022- que la empresa integradora de la granja es proveedora del supermercado Lidl en España. “Hace escasas semanas salió a la luz una investigación de un proveedor de Lidl en Alemania, ahora vemos la realidad de dos de sus proveedores en España. Es necesario que este avant junto al restaurante de la distribución alimentaria para garantizar estándares adecuados de seguridad alimentaria, bienestar animal y sostenibilidad. Junto a otras organizaciones de bienestar animal hemos iniciado una campaña hacia Lidl para solicitar que acabe con el sufrimiento necesario de los pollos de engorde a nivel europeo”.

La cadena de supermercados, por su parte, asegura a ABC que condena “rotundamente los abusos y el maltrato animal que se pueden mostrar en las imágenes” y manifiesta su “completo rechazo ante cualquier tipo de práctica que vulnere los derechos de los Animaux”.

Sin denuncias

“Lidl es una empresa comprometida con el bienestar animal y por ello se ha puesto en contacto con nuestros proveedores para comprobar si realmente estas imágenes se han grabado en una de sus fábricas o granjas. En caso de que así sea, Lidl requerirá probar que ya de trabajar automáticamente con dicha granja, tal y como se especifica en su política de compras responsable, de obligado cumplimiento para todos sus proveedores. En cualquier caso, un día de hoy no nos consta ninguna denuncia ni a ninguno de nuestros proveedores ni a ninguna de las granjas con las que colaboran”, dijeron.

En este sentido, en Europa existe un conjunto mínimo de estándares para que las organizaciones de protección animal insistan en la implementación de nuevos medios en el sector avícola que garanticen el bienestar de los animales. Recibe el número de Compromiso Europeo del Pollo (ECC) y sus más de 300 grandes empresas y candados que se han adherido hasta el momento. Entre los objetos se incluye la sustitución de las razas de crecimiento rápido -las imágenes denunciadas por Equalia también muestran animales de este tipo que presentan malformaciones- por razas de crecimiento más lento.

Desde Lidl afirman que apoyan todas las iniciativas que busquen el bienestar de los animaux, incluidos los objetivos del ECC, en los que aseguran que ya trabajan. «Solo nuestro podemos comprometer con aquellas medidas que tengamos la seguridad de poder cumplir de manera realista tanto en la forma como en los plazos en cada uno de los mercados», apuntan. Las conversaciones para su adhesión este compromiso, dice el supermercado, quedaron interrumpidas de forma unilateral en 2021 parte de los representantes del ECC, pero Lidl sigue en contacto con ellos “para continuar el diálogo”.