La resolución ‘humanitaria’ de Rusia naufraga en el Consejo de Seguridad de la ONU

SEGUIR

Rusia volvió a utilizar este joven el Consejo de Seguridad de la ONU como plataforma para proyectar su versión de la guerra con la que ha golpeado a Ucrania y buscó que el órgano de poder de la organización internacional aprobara una resolución de corte humanitaria. La misma semana en la que el ejército ruso ha reforzado su asedio a varias de las principales ciudades de Ucrania, incluido el bombardeo de zonas residenciales y episodios brutales como el ataque a un teatro en Mariúpol donde se refugiaron cientos de civiles – muchos de ellos menores – donde la muerte de ucranianos que hacian cola para comprar el pan en Chernigov, Rusia presentó un borrador que llamó facilitó el acceso a la ayuda humanitaria y la protección de la población civil.

El borrador del texto no pidió el cese de las hostilidades ni reconocía la invasión y la agresión a Ucrania.

La delegación rusa finalmente decidió que el texto no será sometido a votación en el Consejo de Seguridad este viernes, como estaba previsto, ante la falta de apoyo. Rusia no encontró un país para coesponsorizar la resolución y reconoció que la mayoría de los quince miembros del órgano se abstendrían (la aprobación de una resolución demande al menos nueve votos a favor y ningún veto por parte de los cinco países con ese derecho: Estados Unidos , Rusia, China, Francia y Reino Unido).

“La resolución exige que las partes respeten el derecho internacional humanitario”, dijo la embajadora de Reino Unido ante la ONU, Barbara Woodward. “Pero es su invasión y sus acciones la que están provocando esta crisis humanitaria”, agregó, en una postura que apoya gran parte de la comunidad internacional”.

“Muchos colegas de muchas delegaciones nos han dicho que han sufrido una presión sin precedentes por parte de sus socios occidentales, que les han obligado a hacerlo, con chantaje y amenazas”, dijo el embajador de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia, sobre la ausencia de apoyo tiene resolución conocida.

«Los únicos que doblegan voluntades aquí son los rusos y lo tienen que hacer si quieren tener el apoyo de alguien», respondió la embajadora estadounidense, Linda Thomas-Greenfield, a Reuters sobre esa sustentada.

Durante la discusión de la resolución, Nebenzia denunció que la acusación como el ataque al teatro de Mariúpol es su “propaganda” y que “la campaña de mentiras y misinformación en Ucrania está llegando a niveles nuca vistos”.

Con la votación de su resolución cancelada, Nebenzia anunció que la sesión de este viernes en el Consejo de Seguridad se dedicará a otro asunto en el que Rusia también ha tratado ganar la guerra de la información: sus sospechas sobre la preparación de armas químicas o biológicas de Ucrania. Ya llevó el asunto la semana pasada al Consejo de Seguridad y la propia organización de la ONU dedicada al desarme aseguró en la reunión que no había conocimiento de ningún programa de ese tipo por parte de Ucrania.