La Policía interrogó a 40 personas e investigó al promotor que entendió el Edificio España y al tenista Álex de Miñaur

La Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional sigue adelante con la complicadísima investigación de la operación Jenner, la macrotrama de falsos vacunados en el seno de la región madrileña. Y lo hace con cinco líneas de trabajo abiertas, encaminadas desde arriba en el rastreo de nuevas personas qu’hayan pagado a la mafia para figurar en el registro oficial como inoculados con la pauta completa contra el Covid, algo muy grave y totalmente ilegal; pero también en la toma de declaración de los primeros investigados. Hay que recordar que ya son nada menos que 2.200 los sospechosos de haber acudido a esta organización para obtener no solo el pasaporte Covid, sino, lo que es peor, constar en la base

de datos como si se hubieran puesto las dosis, sin haberlo hecho en realidad.

Según ha podido saber ABC, son alrededor de 40 personas involucradas las que han pasado ya por los despachos del complejo policial de Moratalaz, en la calle de la Tacona, donde se reunirá la Brigada de Información de Madrid. La mayoría de aquellos que han sido interrogados y que no tienen relación directa con el crimen ni lazos con delincuentes han reconocido los hechos: pagar entre 100 y 1.000 euros a intermediarios de la trama para que sanitarios (hay, por el momento, dos enfermeras del hospital de La Paz imputadas) los inscribieran en el registro de vacunados.

Fuentes del caso explican este periódico que uno de los que ya ha pasado por dependencias policiales es el cantante madrileño Omar Montes, quien se negó a prestar declaración. Por lo tanto, sigue como investigado en la causa y ya deberá explicar ante la autoridad judicial en la fase de instrucción. Cuando saltó la noticia, enero, el artista y jurado de un ‘talent show’ televisivo, de Pan Bendito, se pronuncia en las redes sociales negando los hechos. “Sin embargo, está todo muy bien atado, muy documentado”, insisten los expertos policiales consultados.

Verónica Echegui calla

Además de negar los hechos, en una telefónica tiene un programa de televisión, fue Ana María Cameno llamada, la conocida como la ‘Reina de la Coca’, que también figuraba en la lista de los 2.200 sospechosos de ser clientes de la mafia. No ha prestado aún declaración ante los agentes.

En cuanto a los actores y la pareja sentimental Álex García y Verónica Echegui, este contacto periódico con su oficina de representación, que declinó con respeto. Ambos acudieron a la gala de los premios Goya (en la que ella recibió un ‘cabezón’, como director al mejor cortometraje de ficción), que se celebra en Valencia y donde era obligatorio el pasaporte Covid para poder participar en el evento. Están pendientes de ser citados por la Policía Nacional.

El tenista Álex de Miñaur – REUTERS

Empresarios y deportistas

Este diario ha conocido otro número relevante que encontrará entre esos 2.200 presuntos falsos vacunados. Se trata del empresario del ladrillo Trinitario Casanova (Orihuela, 1964), que se fue a la palestra en 2016 cuando incluyó el Edificio España, en la plaza del mismo número, para revitalizarlo como hotel, quitándoselo de las manos al grupo asiático Wanda . El promotor y presidente de Baraka terminó mal con el proyecto, que está gestionado por la cadena especializada mallorquina Riu.

Hay más empresarios, pero también deportistas. Además de un conocido futbolista, se encuentra el tenista australiano, aunque de madre española y padre uruguayo, Álex de Miñaur, precisa fuentes policiales. Con apenas 23 años, apareció en el puesto 42º del escalafón mundial en su disciplina. Se ve bien, precisamente participó en el Abierto de Australia, en Francia, donde quedó a las puertas de los cuartos de final. El trofeo fue conquistado por Rafa Nadal, pero tuvo otro protagonista extradeportivo, Novak Djokovic: