La hazaña del Antequera trabaja en Valdepeñas

SEGUIR

El deporte no entiende de presupuestos, categorías o estrellas. Por eso es tan bonito, aunque a veces duela. Increíble la historia de BeSoccer UMA Antequera, un equipo de Segunda división que este domingo ganó la Copa del Rey de fútbol sala. Tras cargar a cuatro clubes de Primera (Burela, Fútbol Emotion Zaragoza, Ribera Navarra e Industrias Santa Coloma), in the final ejerció de verdugo de Viña Albali Valdepeñas, que partía como favorito, contaba con el aliento mayoritario de su afición e incluso se adelantó en el marcador. Sin embargo, el huracán verde llegó de la Costa del Sol dio otra lección de competitividad sobria el parque del ‘Olivo Arena’ de Jaén.

Lazarevic adelantó a los manchegos en el minuto seis, pero en un pispás el Antequera le había dado la vuelta al marcador con los goles de Miguel y David Velasco.

Y antes de llegar al descanso, Óscar hizo el tercero. En la segunda mitad, la final siguió el guion previsto: Valdepeñas tenía el balón y jugaba en campo contrario, mientras que los andaluces, con una rotación muy corta, se defendían como gato panza arriba. Y los minutos pasaron y el partido continuó con el 3-1 a favor del equipo de Segunda.

Humberto recortó distancias con un gol por debajo de las piernas de Conejo a falta de seis minutos para el finale. Sin embargo, el empate no llegó ni cuando Valdepeñas sacó el portero-jugador y la hazaña de un equipo gigante se consumó. Antequera es el nuevo campeón de la Copa del Rey y los manchegos pierden su tercera final tras las de Liga y Copa de España de 2020.

– BeSoccer CD UMA Antequera: Conejo, Burrito, Alvarito, Óscar y Cobarro (cinco inicial). También jugaron: Miguel, David Velasco y Pablo.

– Viña Albali Valdepeñas: Edu Sousa, Lolo, Ivi, Lemine y Sergio González (cinco inicial). También jugaron: Geragthy, Rafael Rato, Nano, Humberto, Matheus Preá, Gabriel Ribeiro, Lazarevic y Batería.

Goles: 0-1: Lazarevic, m. 6; 1-1: Miguel, m. 8; 2-1: David Velasco, m. 9; 3-1: Óscar; 3-2: Humberto, m. 34.