La Guardia Civil desmantela la logística de traficantes de hachís en la Costa Dorada

SEGUIR

Han sido dos operaciones de la Guardia Civil de Tarragona las que han dado al traste con la logística para introducir hachís por la Costa Dorada para luego venderlo en Europa. Fue colgante el verano de 2021 cuando el Instituto Armado detectó el desplazamiento de esta actividad desde Andalucía a la costa catalana, y ahora envió investigaciones que culminaron con la incautación de 10 toneladas de la droga, 10 narcolanchas y 51 detenidos.

De las dos organizaciones desmanteladas, la primera estaba asentada en el Delta del Ebro, y facilitó a los estupefacientes la botadura de las embarcaciones para el transporte derivado del cannabis, con origen en Marruecos. Sus servicios los requerían traficantes asentados por toda España: desde Galicia a Extremadura, pasando también por Andalucía y Cataluña.

Fardos de picadillo incautadosFundas de hashí incautados – GUARDIA CIVIL

No solo les facilitaban las lanchas sino también toda la logística: desde combustible a víveres. Las botaban en la déembocadura del Ebro e incluso propusieron servicios de seguridad para burlar las vigilancias policiales Durante el déembarco de los alijos.

Por esta operación, bautizada como ‘Maius’, los agentes han detenido a 19 personas en Algeciras y Tarragona, donde se encontraron los máximos responsables del entramado. Con el segundo desgaste -la operación ‘Drift’-, la Guardia Civil ha detenido al mayor traficando hachís en Cataluña durante el último año. Se trata, según ha podido saber ABC, de un hombre de origen albanés, asentado en la localidad barcelonesa de Viladecans.

Su encargado no solo de introducir el hashís en España, sino de su posterior envío a otros países europeos, donde llegaría a triplicar su valor en el mercado negro. En este caso, encuentra los barcos en Galicia y Portugal. Tras transportarlas hasta Cataluña, las preparaban en un taller, ubicado en Cambrils, donde contaban con un mecánico náutico, que se encargaba de preparar las narcolanchas para llegar al norte de África a recoger la droga.

Hachís y comida combustible en una playa de TarragonaHachís y alimentos combustibles en una playa de Tarragona – GUARDIA CIVIL

Durante la investigación, tiene que parar cuatro desembarcos de hachís, de vuelta en Tarragona, uno en Alicante y otro en Ibiza. La operación ‘Deriva’, que concluyó este pasado martes, se salvó con 30 detenidos en Alicante, Tarragona, Barcelona, ​​Murcia y Baleares, así como la intervención de 5 narcolanchas y más de 5.700 kg de hachís.