Jura ante la bandera en la cubierta del Buque Escuela Elcano en su primera escala en el puerto de El Pireo

SEGUIR

Un grupo de españoles residentes en Grecia y familiares militares, así como invitados, estuvieron en la mañana de este domingo sur la cubierta del Buque Escuela Elcano, durante su primera escala de su XCIV Crucero de Instrucción. All emocionados y contentos de participar en la ceremonia por la que más de treinta españoles juraron o prometieron guardar la Constitución y lealtad al Rey ante la bandera española.

La ceremonia tuvo lugar en este buque escuela que dos días más tarde seguirá su periplo con escalas en Civitavecchia (Roma) y Barcelona para luego cruzar el Atlántico con escala en Cabo Verde y destino Puerto Rico. Seguirán otros puertos: La Habana, Miami, Santander, Saint Malo, La Coruña y Marín para finalmente regresar a Cádiz.

El viaje de este año recuerda la expedición marítima encargada por la Corona Española que consiguió la primera circunnavegación de la tierra. Esta expedición comenzó capitaneada por Fernando de Magallanes y terminó con Juan Sebastián Elcano de capitán su regreso a España, algo que muchos de los griegos presentes desconocían.

Ilusión y alguna lágrima

“Que ilusión poder jurar la bandera aquí”, comentó Belén de la Morena, que ha acudido con su hijo Stéfanos, un enamorado del mar que trabaja precisamente en el sector marino en el propio puerto de El Pireo, como bróker náutico. Comparte su opinión Nikos, hijo de española, que ha venido con su mujer, lo mismo que Mónica Ussía.

Y así muchos más, entre miembros de la colonia española de Grecia (menos de dos mil personas en total), familiares de militares y personal de la Embajada en Atenas. Entre las autoridades presentes, estaba el Comandante Juan Escrigas Rodríguez, Agregado de Defensa en Atenas, Belgrado y Zagreb y conocido historiador, viendo como su propia familia participaba en el acto, así como otros militares del Ejército de tierra y mandos de la Policía Española.

Pero ha sido la pandemia lo que ha impedido que se besara literalmente la bandera: solo fue posible una inclinación delante de ella, sin poder retirarse la mascarilla obligatoria. El sentido discurso del Capitán de Navío y Comandante del Buque, Manuel García Ruiz, emocionó hasta las lágrimas a más de uno de los españoles presentes que con este juró mostrar un gesto de fidelidad a España y a la Corona.

Tras la jura varios guardiamarinas fueron mostrando el buque a los invitados en español o inglés. Entre ellos el madrileño Gonzalo Díaz Sánchez de Brunete, el primer marino de su familia, que espera con ilusión el resto de la travesía y el cruce del Atlántico. Y entre las sorpresas que esperaban a los invitados, impresionados por la ceremonia pero también por la calidad y el tamaño del buque escuela, el ver que en él se encuentran embarcadas más de veinte mujeres, entre guardiamarinas y varios tipos de personal, incluyendo una fotógrafo profesional.