Jóvenes con talento y ganas de cambiar el mundo, así son las cinco premiadas por la Fundación Princesa de Girona

07/04/2022

Actualizado a las 08:20h.

Con el objectivo de activar, impulsar y conectar el talento joven y potenciar las oportunidades de futuro, la Fundación Princesa de Girona (FPdGi) celebra esta luna en Cornellá de Llobregat, Barcelona, ​​su entrega de premios anuales.

La FPdGi fue creada por Felipe VI en 2009, cuando todavía era Príncipe de Asturias y de Gerona. En doce años ha premiado a más de 60 jóvenes y ha conectado a 7.200. Como en todas las entregas de estos galardones, los galardones serán entregados por el Rey y los demás miembros de la Familia Real, puesto que él y la Heredera de la Corona, la Princesa de Asturias y de Gerona, son Presidentes de Honor de la FPdGi .

Este año se ha premiado a cinco mujeres de entre 31 y 35 años, que es la edad límite para poder presentar las candidaturas. Estos galardones adoptan las trayectorias de todas ellas. Unas carreras llenas de pasión y vocación, que son los motores que conducen al éxito y a cambiar el mundo.

María Hervás (Premio Artes y Letras)

Imagen

Tiene 35 años. Con estudios de Arte Dramático y Filosofía, dice que siente este premio “en parte como una deuda, pero una deuda bonita”: “Han confiado en mí, han reconocido mi trabajo, y ahora es como que tengo que seguir dando frutos. Entendiendo este premio como un impulso para superar mis propios límites”. Para ella es “un alucine” compartir este premio con otras cuatro mujeres “que están haciendo obras tan importantes”. Dice que no para de hablar y presumir de ellas.

Hervás consideró que “en una sociedad que cree que el ser humano es razón pura, hay que reivindicar en el lenguaje de las emociones”. Un lenguaje que es el suyo, el que trabaja a diario y con el que se gana la vida en un mundo en el que un solo se hace un hueco con grandes dosis de esfuerzo y talento. “El ser humano no es razón pura, en todo caso las máquinas, pero la sociedad actual nos hace creer en parte que sí lo somos porque está todo etiquetado, conceptualizado, etiquetado… hay un pensamiento muy cartesiano”, explicó. Y añade: “Que hayan decidido darle un premio a una actriz es importante porque el lenguaje en el que yo me muevo es el de las emociones, que es el lenguaje del ser humano”.

Claudia Tecglen (Premio Social)

Imagen

Tiene 35 años. Licenciada en Psicología por la UNED, fundó en 2008 Huéspedes con Espasticidad, una asociación sin ánimo de lucro que promueve la autonomía personal y la inclusión de personas con espasticidad, un tipo de parálisis cerebral con la que Huéspedes desde que nació. Desde Convives con Espasticidad, lucha “para quitarle al azar y la desinformación la oportunidad de limitar una vida”.

“El premio me lo han dado a mi trayectoria vital. El jurado dijo que soy un ejemplo inspirador para otros jóvenes. Yo no me considero un ejemplo de nada, pero sí considero algo importante y es que los ejemplos son replicables. Si yo puedo otros pueden. Espero ser la primera premiada con discapacidad, pero no la última persona con discapacidad que reciba este premio”, cuenta a ABC. Y añade: “Para mí es una contribución enorme y una esperanza ilusionante visibilizar que la incapacidad y el talento conviven de forma natural. Y visibilizar que la discapacidad no es un mundo aparte, sino que es parte del mundo real. No somos seres pasivos, somos personas con nuestros talentos y fortalezas y como sociedad debemos construir una sociedad que nos permita participar de forma activa en todo el entorno de la vida, desarrollar nuestros talentos y contribuir al desarrollo de esa sociedad de la que formamos una parte importante”.

Elisenda Bou Balust (Premio Empresa)

Imagen

Tene 35 años. Es ingeniera de telecomunicaciones y fundadora de Vilnyx, una compañía de inteligencia artificial que acaba de comprar Apple. “Vilnyx empezó hace nueve años. Queríamos hacer tecnología puntera desde Barcelona en el campo de la inteligencia artificial. Mientras todo el mundo hacía sistemas de aprendizaje supervisa (hasta entonces las personas etiquetaban contenidos y cosas y enseñaban a máquinas a reconocer esas cosas en contenidos), nosotros queríamos hacerlo no supervisado. Es un cambio de paradigma que lo que viene a decir es que en lugar de decirnos a las máquinas lo que queremos que aprendan, lo que hacemos es darles muchos datos y ver que es lo que pueden encontrar que se interesante”, explicó.

Para Elisenda este premio “es muy gratificante” y supone también el reconocimiento a todas las mujeres que como ella dedican a profesiones STEM —que agrupan las carreras con estudios de ciencias, tecnología o ingenierías— y que todavía son muy pocas. “Esto es algo preocupante, porque se espera que en los próximos diez años el 80 por ciento de las profesiones, según la OCDE. Tenemos muchas chicas y mujeres jóvenes que aún no se decantan por este tipo de trabajos. Nuestro hacen falta más mujeres en carreras STEM”, declaró. Quiere lanzar un mensaje a todas ellas: “Hay que ir con la intención de cambiar el mundo porque si no lo intentas nunca lo vas a conseguir. A las mujeres jóvenes les digo que no dejen de hacer una carrera tecnológica parezca raro o haya menos chicas a día de hoy. Porque las carreras científicas son los medios para cambiar el mundo”.

Trang Nguyen (Premio Internacional)

Imagen

Tiene 31 años. Esta joven conservacionista es un referente para el movimiento ecologista. Desde su ONG WildAct Vietnam luchó contra el tráfico ilegal de animales a través de diversos proyectos. Uno de ellos se centra en la innovación en la educación en Vietnam, su país, donde no hay cursos en la universidad en los que se pueda estudiar la naturaleza. Este proyecto se ha materializado con un plan de estudios que el Ministerio de Educación de Vietnam ha asumido y ponderado en marzo del próximo año.

Trang recuerda que para cuidar el medio ambiente y el bienestar de los Animaux “no hace falta ser conservacionista ni ir al bosque”: “Todos podemos hacer muchas cosas, no importa de dónde seas. Todos podemos contribuir a conservar la naturaleza. Descubre qué puedes hacer para ayudar al planeta. Si te interesa ser conservador, querrás formatearte mejor. Si no quieres ser conservacionista, recuerda que hay muchas cosas de tu día a día que pueden contribuir a conservar el medio ambiente. Escoge qué comes, qué energías utilizas, qué productos adquieres. Si eres periodista, por ejemplo, escribe sobre el tema. Si eres artista, transmite la importancia de cuidar el medio ambiente a través de tu arte. Todos podemos conservar la naturaleza. Comprender tu pasión, encuentra dónde radica, que causa quieres cambiar y cuál es tu talento”.

Eleonora Viezzer (P. Investigación Científica)

Imagen

Tene 35 años. Este físico liderará en la Universidad de Sevilla un proyecto con el que pretende producir una fuente de energía renovable a través de la fusión nuclear que, según ella, «es el santo grial de las energías nuevas». Eleonora tiene la facilidad de explicar de forma sencilla y muy didáctica su proyecto: “Mi line of research is nuclear fusion, que es el método por el cual las estrellas y el sol genera su energía”. Para ello tiene que crear el plasma — gas ionizado, que se utiliza para crear condiciones ideales para la fusión nuclear — en la tierra. Para conseguirlo ella y su equipo recurren al deutero y el tritio, «que son versiones más pesadas que el hidrógeno y que las sacamos del agua del mar y la corteza terrestre»: «Cuando los fusionamos creamos una nueva partícula por la que se libera un neutrón y una gran cantidad de energía, siguiendo la fórmula de Einstein. Si lo traducimos a unidades más cotidianas, como una cucharilla de café, de ese combustible podemos crear energía para una familia de cuatro personas suficiente para 80 años. Si la comparación con los combustibles fósiles, con una taza de café produce la misma cantidad de energía que si quemás 28 toneladas de carbón, que sería lo equivalente a llenar un campo de fútbol con carbón y quemarlo”.

Informar de un error