Jon Rahm ya acaricia el disco de Seve

Golf

Abierto de España

El vasco parte con un golpe de ventaja sobre Lee en el Open de España, que espera ganar por tercera vez

Jon Rahm, en acción EFE

Miguel Ángel Barbero

Jon Rahm es un hombre que rompe récords. Con su enorme calidad y su espectacular carrera, que llevó a ser número uno del mundo con veintiséis años, necesita de grandes estímulos para seguir compitiendo semana tras semana. Después de una temporada que se podría calificar de discreta -aunque él defiende que con un triunfo en México hay pocos reproches que hacerle- llegó a Madrid sin esperar grandes actuaciones en cuanto a su ranking mundial. El Open de España es un torneo menor en lo que respeta una puntuación y premios, por lo que su presencia en el Club de Campo iba más encaminada a mostrar agradecimiento a la Federación Española y al público, por lo bien que siempre le ha tratado, que supo mera repercusión profesional.

Sin embargo, Rahm ya ha ganado dos veces el Abierto nacional y es plenamente consciente de que su gran ídolo, Severiano Ballesteros, solo pudo hacerlo en tres ocasiones. De ahí que cada vez que pincha la bola en este Open tenga un brillo en la mirada que no se le ve en ningún otro torneo. “Evidentemente, poder igualar los registros de Seve a mi edad me da una motivación extra para seguir apretando cada día”, explicó el vizcaíno. Y eso es lo que hizo ayer ante una afición que lo llevó en volandasdurante una jornada veraniega, en la que vio un golf de calidad en el recorrido capitalino.

Comenzó la ronda a dos golpes de la cabeza y mantuvo la calme en sus primeros hoyos, weight a que el ansiado birdie despertador no terminó de llegar hasta el hoyo 4. otro golpe en la vuelta de ida y enfilar lo que fueron unos masterful agujeros en los de regreso, en los que selló un seis bajo par. Dado que con el birdie del 14 ya logró el liderato, solo tuvo que comprobar la situación desde lo más alto, una posición en la que encuentra de lo más cómodo.

El éxtasis para sus seguidores se produce en el hoyo 18 cuando el roommate directamente en el green desde la salida y tuvo una opción de eagle que puede convertir, en un round impecable sin bogey solo. El australiano Lee, todo calidad y sangre fría, no se dejó abrumar por la exhibición del español y se convirtió en un birdie postrero que le acercó un golpe para el mano a mano final de hoy. ¿Será capaz de amargarle el sueño a Rahm? Todo el país estará empujando para que el vasco continúe grabando sunumer con letras de oro en la historia del golf español.

Informar de un error