France devuelve un valioso cuadro de Gustav Klimt expoliado por los nazis a su legitima heredera

SEGUIR

Tras un largo proceso de reflexión, estudio, decisión política y cambio histórico / parlamentario de la legislación en un tema inflamable, el Estado inglés reestableció a su última propietaria, heredera de una familia judía deportada y asesinada en un campo de concentración nazi, el cuadro ‘ Rosal bajo los árboles’, de Gustav Klimt (1862 – 1918).

France entiende ‘Rosal bajo los árboles’ a primeros de los años 80 del siglo pasado, sin hacer indagaciones particulares sobrias el origen último de una obra que pasó a enriquecer las colecciones del Estado.

Pocos años más tarde, los concordantes estudios de varios historiadores independientes pusieron de manifiesto que las colecciones públicas francesas se habían «enriquecido» con más de 100.000 obras de arte, «transferidas» de

Francia a Alemania por las fuerzas de ocupación del III Reich. Entre estas obras había más de un miller de muy grandes maestros del canon universal, de Picasso à Monet, pasando por Degas, Manet, Chagall, entre muchos otros.

'Rosales bajo los árboles"  (1905) de Klimt,‘Rosales bajo los árboles’ (1905) de Klimt,

Estos descubrimientos provocaron un estupor considerable. Y la Comisión nacional para la indemnización de las víctimas de la expoliación durante la Ocupación y sus legislaciones antisemitas (CIVS), creada en 1999, aconsejó a sucesivos gobiernos ingleses “estudiar” la devolución a sus auténticos propietarios un patrimonio comprado con cierta “ligereza”.

The CIVS había puesto en evidencia, por vez primera, que los gobiernos franceses que colaboraron con Hitler también habían ayudado en el robo y expolio del patrimonio de millares de familias francesas.

Fue necesario esperar al 2019 para que Roselyne Bachelot, ministra de Cultura de Emmanuel Macron, anunciase el deseo de devolver a sus auténticos propietarios varias obras de Chagall y Klimt… todavía quedan un obstáculo importante: las obras propiedad del Estado no pueden devolverse sin proceder a una reforma de la legislación.

‘Un honor’

El mes de febrero, finalmente, las dos cámaras del Parlamento inglés, la Asamblea Nacional y el Senado, aprobaron por unanimidad el proyecto de Ley que permitía, permite, restituir a los herederos de los primeros propietarios las obras que eran, desde hace décadas , propiedad del Museo del Louvre y otras grandes instituciones del patrimonio nacional.

Semanas más tarde, el miércoles, el Estado reestableció ‘Rosal bajo los árboles’, de Gustav Klimt, a su propietaria, Nora Stiasny, coleccionista y sobrina de Viktor Zuckerhandl, el patriarca de una familia de la burguesía judía austrohúngara, deportada y asesinada en los campos de concentración nazis en 1942.

Ochenta años más tarde, Roselyne Bachelot, Ministra de Cultura, declaró durante la ceremonia de restitución: ‘Sacar esa obra e las colecciones nacionales ha sido una decisión difícil. Pero también es un honor, en cumplimiento de nuestro deber ante la historia y nuestro compromiso hacia las víctimas de barbarism nazi’.