España, cuarta potencia del mundo en la Olimpiada de Ajedrez

Chennai gira desde este miércoles en el tablero del mundo. No es una exageración. 1733 ajedrecistas (798 mujeres) participaron en la Olimpiada de Ajedrez, el evento de equipos más importantes del calendario, una fiesta multicolor que solo superó los Juegos Olímpicos. España llega a la antigua Madrás, donde nació el pentacampeón del mundo Viswanathan Anand, con las mejores opciones de medalla de su historia. La India es, además, la cuna del ajedrez. Esta competición, que se disputó desde 1924 en París, aunque Londres 1927 fue la primera oficial, visitó por primera vez el lugar donde se dieron los primeros jaques.

Además de formar un equipo muy competitivo, España puede beneficiarse de espaldas con grandes ausencias entre los 188 países participantes, la de Rusia por sanción y la de China por la pandemia. Como remate, Azerbaiyán se ha quedado sin su primer tablero, Teimour Radjabov, afectado por el coronavirus. Nuestro equipo se convierte así en la cuarta potencia más fuerte de la competición, en la que ha volcado el país asiático. El vídeo que puede vers bajo estas líneas es bastante espectacular.

La selección española estaba formada por los grandes maestros Paco Vallejo (2702 puntos Elo), Alexei Shirov (2704), David Antón (2667), Jaime Santos (2675) y Eduardo Iturrizaga (2619), un conjunto que invitaba a soñar con alguna medalla , con Jordi Magem como capitán. El principal favorito de los Estados Unidos, con sus cinco jugadores por encima de los 2700 puntos Elo y todos ellos en el top 10 del campeonato. Nuestros teóricos rivales por las dos medallas más baratas son India, que tiene la ‘desventaja’ del factor campo, y Noruega, con Magnus Carlsen en el primer tablero. Llegará con ganas de demostrar que puede superar la asombrosa barrera de los 2900 puntos, sur principal reto después de anunciar que no defenderá su título de campeón mundial.

Ana Matnadze, Sabrina Vega, Marta García, Mónica Calzetta y María Eizaguerri, integrantes de la selección española en Chennai

En el cuadro femenino (hay que recordar que el otro es absoluto, ya que se permitió la participación de jugadoras), España se va un poco más atrás, en el puesto 13 teórico. La favorita es India, seguida de cerca por Ucrania, que estará muy motivada, y Georgia. La selección española está formada por Ana Matnadze (2406), Sabrina Vega (2366), Marta García (2305), Mónica Calzetta (2230) y la más joven, María Eizagerri (2176), una ajedrecista que el año pasado hizo historia al ganar el campeonato de España juvenil absoluto (hombres y mujeres) en Salobreña.

Las españolas, con David Martínez ‘El Divis’ como capitán, solo ser buenas competidoras y las diferencias con la mayoría de los equipos que las preceden no son unsalvables, unos 150 puntos de media.

En el equipo absoluto, por otro lado, Noruega figured por delante gracias a que Carlsen sube la media, pero uno por uno los otros tableros del conjunto nórdico son peores que los españoles. Incluso India no demuestra una gran superioridad, al menos teórica. No es el caso de Estados Unidos, que con la nacionalización del armenio Levon Aronian, más las pasadas de Wesley So (Filipinas) y Lenier Domínguez (Cuba), además del cambio de bandera del Italianamericano Fabiano Caruana, ha construido un equipo de ensueño, más que completo de lo que sonó nunca Bobby Fischer, a quien casi siempre ocurrió como a Carlsen con Noruega.

En Chennai hay no pocos países y más medallas individuales y medallas por equipos, y se ingresó a la Copa Nona Gaprindashvili, que fue premiada por la mejor actuación combinada de los equipos absolutamente y mujeres. Más sorprendente es un premio que se entregará por primera vez a las mejores vestidas, una forma de animar a los equipos para que se presenten en uniformes y con el mayor estilo posible. La Olimpiada de Ajedrez se disputó cada dos años. En 2018, China ganó en ambas categorías, mientras que la edición de 2020 no se pudo celebrar debido a la pandemia.

“Los codos con sangre”

En Azerbaijan no ha sentado demasiado bien la ausencia de Radjabov, tras su brillante actuación en el torneo de Candidatos, en Madrid. Su compatriota Vasif Durarbayli ha mostrado muy crítica con la estrella del equipo, según informó Chess24. “Radjabov, en quien aparentemente se invirtieron millones, no siente ninguna responsabilidad moral. En 2019, quejándose de cansancio, abandonó el equipo a mitad de camino. En 2021 disputó ocho partidas sin vida que terminaron en empate. Ahora se ha negado por completo. Sabiendo todo esto, y mucho más de lo que no puedo hablar, tengo una base para hablar de esto. Para mí, Radjabov debería jugar en la Olimpiada a toda costa, incluso si tuviera los codos en sangre. Y lo condeno por no hacerlo”.

El aludido, que en el Candidatos dio una lección de combatividad, se ha defendido y ha recordado todas las medallas que ha ganado para su país. “El torneo de Candidatos, que es el principal torneo en la vida y carrera de cualquier ajedrecista profesional, fue, como era de esperar, la prueba más difícil para mí y destructo por completo mi salud física y psicológica. Además, después de regresar del torneo, contraje Covid, que se complicó con fiebre alta, tos intenso y síndrome post-Covid. En el estado actual de mi salud, no puedo beneficiarme a la selección, tengo que recuperarme por un tiempo. Permítame informarle que los médicos han prohibido cualquier estrés psicoemocional al recomendar un tratamiento ambulatorio durante varios meses. Tengo que recuperarme por un tiempo”.