“Ese día sí me iría a mi casa”

Este jueves conoció la noticia de que Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Valencia atribuida a la vicepresidenta y consejera de Igualdad de la misma comunidad, Mónica Oltra, por la causa de la gestión de los abusos sexuales a una menor tutelada de 14 años, entre 2016 y 2017, por parte de su entonces marido, y el presunto encubrimiento de los hechos.

En el día de ayer, el vicepresidente se abstuvo de dar cualquier declaración sobre la imputación. Este viernes por la mañana en rueda de prensa, Oltra se ha negado a dimitir defendiendo que “es una postura ética, estética y política”. El líder de Compromís ha comparado ante los medios en calidad de portavoz del Ejecutivo regional presidido por el socialista Ximo Puig, quien mantiene su segunda de abordo en sus funciones institucionales pese a la citación para declarar como imputada ante el tribunal.

Pero Mónica Oltra construyó su currículo político a base de ataques a los imputados del Partido Popular valenciano. El director de Compromís se hizo conocer por sus campañas con camisetas serigrafiadas señalando a los miembros de los populares que eran acusados ​​por corrupción, como Francisco Camps, Rita Barberá, Juan Costa o Sonia Castedo, entre otros. En los plenos del Parlamento valenciano uno de los elementos más notables eran las revinindicativas de la entonces diputada de la formación nacionalista en las que leía la palabra “buscado” y la imagen del miembro del PP imputado.

La entonces diputada de Compromís, Mónica Oltra, con una de las camisetas gracias a las que su carrera política despuntó – Mikel Ponce

“El día que me vea como usted, imputado, vilipendiado, pillado en todas las mentiras posibles, y más, siendo el hazmerreír de toda España, apareciendo más en las viñetas de los humoristas que en las noticias, ese día sí que me iría a mi casa”: estas eran las palabras de Mónica Oltra en una de sus primeras intervenciones del 2 de octubre de 2009 cuando atacó a Francisco Camps (PP) por ser imputado.

En 2011, en plena campaña contra Camps reivindicó ante los medios que el popular «perdió la oportunidad de irse allí con un mínimo de dignidad de la política». Posteriormente, en 2014, enfurecida exclamó: “Los imputados del PP, Francisco Camps, Rita Barberá votando que yo no pueda ser diputada cuando a mí me ha hecho diputada el pueblo”.

Los campamentos tienen que imitar inmediatamente. http://t.co/[email protected]_compromis

— Mónica Oltra Jarque (@monicaoltra) 20 de julio de 2011

Durante ocho años el que fuera presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, fue uno de los principales objetos de Oltra, desde que ese octubre pidiera por primera vez la dimisión del político popular. Cuando Camps ocupó un carguero en el Consejo Jurídico Consultivo, continuando su camino antes de tiempo. Pero a pesar de las varias imputaciones de Camps, este nunca fue condenado por la Justicia.

«Camps debe dimitir YA del Consell Jurídic Consultiu. Él no puede dar lecciones de legalidad a nadie.

— Compromís (@compromis) 25 de enero de 2018

Otra de las dianas de Mónica Oltra, y de la izquierda, fue la exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, contra la cual concentró sus ataques después de que fuera imputada en una causa sobreseída despues de que la exregidora valenciana caerá un ataque al corazón en the capital, muchas veces atribuida al acoso de sus adversarios políticos y la presión de la prensa.

También es destacable que cuando el Departamento de Justicia resucitó la investigación del accidente del metro de Valencia en 2006, Oltra dijo a los populares como culpables e instó a dimitir por su “voluntad de occultar la verdad”. Por otro lado, tras una nueva imputación en el PP, aseguró la disputa de la coalición que “en un país civilizado la decencia para dimitir no la marcan los jueces, sino la ética pública”.